Freud y el judaísmo
Autor: Mina Shterenberg
“Es judío quien es suficientemente loco para admitir que es judío. No está en la sangre ni en la lengua”.
Amós Oz
Sigismund Schlomo Freud nació en Freiberg, Moravia el 6 de mayo de 1856.
Schlomo era el nombre de su abuelo paterno, quien había muerto unos meses antes de que Freud naciera. Es una tradición judía poner el nombre del abuelo fallecido al nieto. Su familia eran judíos ortodoxos que habían emigrado de Lituania escapando la persecución de los judíos. Se mudaron de Freiberg hacia Leipzig y posteriormente a Viena debido a que se culpaba a los judíos de la mala economía, lo que afectó el trabajo del padre de Freud. La familia de Freud celebraba Pesaj, así como navidad y Pascua. La mayoría de sus amigos eran judíos.
Era muy sensible a cualquier pista de anti semitismo, que tuvo que enfrentar en su infancia en Viena. Sin embargo comentaba que era un “judío sin dios”.
Cuando cumplió 35 años su padre le regaló una biblia con una inscripción de su nombre en hebreo. “Mis padres eran judíos y yo he permanecido judío”.
Sin embargo, decía que al ser un “judío sin dios” fue que pudo descubrir los secretos del psicoanálisis. Estudió hebreo y la biblia durante seis años en su infancia, aunque a veces negaba tener conocimiento del hebreo. Freud leía la biblia de niño y posteriormente dijo estar influenciado en gran parte por ella, sin embargo no se sabe si esto es en un sentido religioso, ético o histórico.
Aunque se declaró como alguien no creyente a lo largo de su vida, nunca negó que era judío y adoptó el lado cultural y social de su herencia judía.
Mientras estuvo en la universidad constantemente lo hacían de menos por ser judío. Formaba parte de un club social judío en Viena. En sus escritos, muestra a la religión como un intento primitivo para lidiar con la realidad de un mundo atemorizante.
En su autobiografía escribe:
“Nací el 6 de mayo de 1856, en Freiberg, Moravia; un pueblo pequeño en lo que ahora es Checoslovaquia. Mis padres eran judíos, y yo me he mantenido como un judío”.
Esto aunque suene redundante no lo es debido a que en la época había gente (judía) que recurría al bautizo para ser aceptados en la “civilización europea”.
El bautizo sostenía una promesa de quitar los obstáculos que intervenían para tener éxito. En Viena en 1900 hubieron 559 conversiones al cristianismo y en 1904 hubieron 617. Que Freud dijera que se ha mantenido judío habla de su postura frente a la asimilación religiosa.
Europa y los judíos
Las reglas anti semitas requerían que los judíos utilizaran ropas distintivas que los hacían distinguirse y ser vulnerables a ataques. Había restricción para que los judíos tuvieran ciertas ocupaciones, restricciones para viajar, prohibición de poseer tierras. Los judíos se podían convertir para pertenecer a la cultura dominante o seguir su religión y así ser fácilmente identificados.
Freud nació cuando estos eventos ya estaban sucediendo y sus padres ya habían experimentado algo de esto. Mientras Freud estudiaba en la Universidad en anti semitismo hacía crecido. Freud escribió que en este tiempo “se esperaba que yo me sintiera inferior y un extraño porque era un judío. Me negué a hacer la primera de esas cosas. Nunca he podido ver porqué me debo de sentir apenado de mi ascendencia o como dice la gente, de mi raza”. En esta cita se puede ver de que a Freud se le pedía tomar una postura pasiva en los círculos académicos. Aunque Freud se niega a sentirse humillado por esto se puede inferir que de forma inconsciente ya hay una asociación entre el judaísmo y la vergüenza.
Antisemitismo en los casos de Freud

  • Anna O

–          Durante mucho tiempo su identidad judía estuvo reprimida, sin embargo luego de “curarse” viajó por el mundo apoyando intereses judíos, en particular fue muy devota de salvar a las mujeres judías que habían sido obligadas en ser esclavas sexuales.
–          En 1904 formó la “Federación de mujeres judías”.
–          Hizo un albergue para madres judías solteras.
–          Mientras Freud citaba en caso de Anna O, ella estaba dando conferencias en Estados Unidos acerca del problema de la prostitución.
–          Posteriormente escribió el libro “Las mujeres judías” que apoyaba la educación y la igualdad de los derechos en las mujeres.

  • Dora

–          Cuando Dora inició tratamiento con Freud, él se enteró que su promoción a profesor asociado había sido negada. Freud lo vivió como un acto de anti semitismo.
–          Mientras se analizó con Freud en antisemitismo en Europa cobraba un papel muy importante.
–          Muchos negocios judíos era boicoteados y vandalizados.
–          A Dora se le negó la oportunidad de obtener la educación que tuvo su hermano Otto, quien luego fue el Ministro del exterior de Austria.
–          Fue oprimida por la sociedad que limitaba las oportunidades a judíos y a mujeres.
–          Su pérdida de voz y sus otros síntomas histéricos se relacionan con el no haber tenido voz para su autorrealización y con igualdad de oportunidades.

  • Hans

–          Cuando nació el hijo de Max Graf (Juanito) , él no sabía si criar a su hijo como cristiano, sin embargo Freud le dijo que no lo hiciera y le dijo “si no dejas que tu hijo crezca como judío, lo vas a privar de esas fuentes de energía que no se pueden reemplazar con nada más. El tendrá que luchar siendo judío, y tu debes desarrollar en él toda esa energía que va a necesitar para esa lucha. No lo prives de esa ventaja”.
–          La idea del judaísmo como una fuente de energía está presenta en varios escritos de Freud.

  • Hombre de las ratas

–          El significado de las ratas, tiene una connotación denigrante con respecto a los judíos, y por lo tanto a los conflictos del hombre de las ratas acerca de su identidad judía.
–          Los registros originales del caso, a diferencia del caso publicado, contiene referencias del mundo judío.
–          Las preocupaciones que tenía con respecto al ano, el mal olor, enfermedad y dinero eran atribuidas a los judíos por la cultura anti semítica.

  • Hombre de los lobos

–          Como cristiano era “superior”.
–          En Rusia, así como en el resto de Europa, los judíos eran considerados como avariciosos.
–          Freud, es el judío que trata de vender su caso al psicoanálisis.
–          Los limosneros y rateros eran judíos, como sus analistas.
–          El sintió que Freud le cobró de más mientras era rico.
Freud pasó toda su vida en un “ghetto virtual”, en un mundo casi exclusivamente de judíos, excepto por Jung y Brucke. Tenía pocos amigos que no fueran judíos.
En 1934 Freud le escribió una carta a su amigo Arnold Zweig, en la que anunciaba que estaba empezando un nuevo trabajo: “Enfrentándome con las nuevas persecuciones, uno se pregunta otra vez como es que los judíos se han convertido en lo que son y porque han atraído tanto odio. Pronto descubrí la fórmula: Moisés creó a los judíos”. En esta carta Freud hace una tesis: los orígenes y sobrevivencia del pueblo judío. Él da por entendido que a pesar de todos los intentos para reprimir, suprimir u odiar al judaísmo, la tradición judía va a sobrevivir, para bien o para mal.
Cuando murió fue cremado y sus cenizas fueron depositadas en una urna que fue regalada por Marie Bonaparte. Cuando su esposa murió 12 años después, sus cenizas también fueron depositadas ahí.
Bibliografía

  • Bakan, D. Sigmund Freud and the Jewish Mystical Tradition. Dover Publications, Inc. Mineola, New York.
  • Fuks, B. Freud y la judeidad. La vocación del exilio. Siglo veintiuno editores.
  • Richards, A. The Jewish World of Sigmund Freud. Essays on Cultural Roots and the Problem of Religious Identity. Mc Farland and Ocmpany Inc. Publishers.
  • Sheppard, R. Explorer of the Mind. The illustrated biography of Sigmund Freud. Carlton Publishing Group. London: 2012.

Imagen: Morguefile/AuntLaya
 

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *