energy-3-1200107Por: Dora Mitsonia

Este estudio es una secuela del siguiente estudio: el aparato psíquico es un sistema cerrado de energía, un axioma del psicoanálisis. Es gracias a las elaboraciones teóricas que se hicieron en este que podemos proseguir y adentrarnos en este axioma psicoanalítico. A pesar de que no abordaremos a profundidad este tema, es importante recordar que el aparato psíquico es un sistema cerrado de energía. Esto implica que no tiene un contacto directo con la energía externa y que por ello contiene una cantidad limitada de energía. Esta se empleara a través de ciertos principios y mecanismos, para lograr un equilibrio interno – externo.
Al recordar que el aparato psíquico es una estructura interna, tampoco podemos omitir que permite transmitir y transformar la energía limitada que contiene (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Esto lo logra a través de dos procesos:

  • El arco reflejo permite dar una respuesta específica a un estímulo específico, por medio de una asociación automática e involuntaria. Esto dará paso al registro y deformación de las asociaciones.
  • La diferenciación estructural se dará conforme vayan evolucionando y especializando las siguientes tópicas: estructural, genital y la topográfica.

(La Planche, J. &Pontalis, J. 1996)
El aparato psíquico también está compuesto por una serie de principios básicos. Estos son:
El principio de constancia nos dice que el aparato psíquico buscara el menor grado de excitación interna/externa y evitara cualquier estimulo que le provoque un aumento en la excitación (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Para lograr esto es tendrá que re establecer su equilibrio por medio de descargas y recargas.
El principio de inercia se refiere a la tendencia del aparato psíquico por descargar de forma total las excitaciones, con el fin de lograr el principio de constancia (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Es importante recordar que este tipo de descarga siempre va a depender de otros factores, los cuales permitirán lograr una descarga total o parcial.
El principio de nirvana es la máxima expresión de los dos principios anteriores, ya que su última finalidad es reducir a cero o lo más posible la excitación interna / externa. Este principio está ligado a la inevitabilidad de todo sistema cerrado, ya que al auto regularse, este se desgasta y eventualmente ya no logra poder llevar a cabo las funciones para sostener su funcionamiento interno (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996).
El principio de placer – displacer nos ejemplifica los anteriores principios ya que se evita la tensión y se busca la descarga. A pesar de que este principio suene muy sencillo hay muchas variables que juegan un papel determinante (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Sin embargo algo que nos da las bases de este principio, es la carga originaria de la pulsión y las adaptaciones necesarias que la deforman.
El principio de realidad está conformado por la experiencia que se obtiene al interactuar con un medio. La importancia de esta interacción recae en las condiciones externas, ya que estas no siempre permitirán la descarga (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Es por ello que se aprende a aplazar y a auto regular.
Un último apartado antes de abordar las representaciones es la compulsión a la repetición, ya que nos dice que un conflicto psíquico se repetirá con el fin de resolver y restituir las cargas implícitas (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Este concepto es clave para entender las cadenas de representantes y como el aparato psíquico lidia con los conflictos.
Antes de proseguir tomaremos los conceptos de deformación, desplazamiento y condensación, porque nos permitirán comprender las representaciones que se forman a través de la experiencia y las fantasías que se generen de estas.
Para poder generar una representación se debe de tener en cuenta tres factores: la introyección – proyección, la asociación de un afecto – pensamiento y las deformaciones que sufren estos al condensarse y desplazarse. Estos tres factores se verán influenciados por las fantasías originarias de cada etapa genética y las pulsiones que estén en juego (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). Este breve aglomerado nos permitirá entender el porqué y él para que del almacenamiento de energía en una representación.
Sin embargo este no será el tema central de este trabajo ya que implicaría adentrarnos en las fantasías y formaciones funcionales que se dan dentro del aparato psíquico. Es por ello que se aclara que el objetivo de este trabajo es explorar los depósitos de la energía que se dan en ciertas sub estructuras o lo que en psicoanálisis conocemos como las tópicas: estructural, genética y topográfica.
Las tópicas estructural, genética y topográfica serán un complemento de las representaciones, ya que con estas 4 variables podremos tener un esquema básico de la administración de la energía y de las funciones propias de cada sub estructura. Pero antes de proseguir debemos de comprender las siguientes tópicas:

  • La dinámica.- nos dice que el origen de los fenómenos psíquicos se da gracias al conflicto y contraposición de las pulsiones.
  • La económica.- se refiere al proceso de distribución y circulación de la energía psíquica

(La Planche, J. &Pontalis, J. 1996)
Estas 2 tópicas son claves para entender el funcionamiento interno de la energía psíquica, ya que nos permitirán asignar valores a la catexis, contra catexis y sobre catexis (pulsiones, afectos, pensamientos, representaciones y/o fantasías) (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996).
Antes de proseguir con el siguiente apartado de este trabajo se expondrán dos esquemas que ayudara a visualizar lo anterior.
El siguiente esquema se encuentra descompuesto en 4 áreas, y a pesar de que en la realidad estás están interrelacionados, por objetivos académicos las dividiremos. La tópica estructural nos permitirá saber las relaciones que se den entre el Ello, el Yo y el Supero Yo. La tópica genética nos podrá decir el tipo de relaciones que entablo el sujeto con su realidad, con el otro y consigo mismo a través de su desarrollo. La tópica topográfica nos permitirá visualizar las censuras y la relaciones existentes de los sistemas Icc, Prc y lo Cc (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996).
Finalmente la cuarta área nos recuerda que la energía psíquica se expresara por medio de las pulsiones, las cuales se podrán medir a través de las ligas que se den entre la energía y las representaciones (fantasías, afecto y pensamiento) (La Planche, J. &Pontalis, J. 1996). No debemos olvidar que este último punto se encuentra ligado a las tópicas anteriores, ya que estas nos permitirán obtener una información del porqué y para qué de la catexis, contra catexis y sobre catexis
01
El siguiente esquema nos ayuda a visualizar 3 conceptos muy importantes. Al ser un sistema cerrado de energía, se rige bajo la acción de 5 principios. Estos influyen en como funcionara el aparato psíquico para auto regularse (transmitir y transformar energía). Sin embargo las configuraciones que se den entre las tópicas, nos permitirán entender con mayor profundidad el porqué y el para qué del afecto, fantasía, pensamiento, pulsión y representación. Es por ello que este estudio se enfocara en aquello que nos dará la base para explorar el porqué y el para qué.
La tópica económica y las tópicas: estructural, genética y topográfica nos permitirán comprender como se deposita esta energía y en donde se puede depositar.
02
A continuación se presentara un cuerpo teórico económico con el cual posteriormente nos apoyaremos para complementar la teoría psicoanalítica.
La economía es una ciencia social que se encarga del estudio de las elecciones humanas, las cuales darán frente a sus deseos/incentivos y la escasez de los recursos. El humano puede satisfacer sus deseos a partir de los bienes y servicios que se encuentren disponibles. Pero para ello debemos de comprender los factores de producción, ya que de estos se podrá establecer el costo y beneficio marginal (Parkin, M. 2016). Los factores de producción son los siguientes:

  • – consta de los recursos naturaleza
  • – tiempo y esfuerzo empleado para producir un bien y/o servicio
  • Capital humano.- son los conocimientos y habilidades de las personas
  • – son las herramientas empleadas para producir un bien y/o servicio
  • – es la unidad monetaria que permite el intercambio

(Parkin, M. 2016)
 
Debido a que la escasez es una constante, el humano debe de emplear de la mejor manera sus factores de producción para satisfacer sus deseos. Los ingresos y gastos reflejaran como se emplea lo que se tiene y que es lo que se busca satisfacer. Es por ello que la elección y el costo son de gran importancia, ya que implican la renuncia de algo con el fin de obtener un bien o servicio (Parkin, M. 2016).
Los bienes y servicios siempre se encontraran limitados por los recursos y la tecnología que se tengan. Es por ello que la frontera de posibilidades de producción, nos permitirá saber el alcance de la inversión y la producción de un bien y/o servicio (Parkin, M. 2016). Gracias a este último punto es que se puede obtener una eficiencia de producción (beneficio) y asignación (costo). Pero antes de continuar es importante recordar que los deseos reflejaran preferencias, las cuales se verán plasmadas en la oferta y la demanda.
Para poder proseguir debemos de introducir los conceptos de empresa y mercado. Una empresa es una unidad económica que se encarga de contratar y organizar los factores de producción mientras que el mercado es el arreglo que hacen los compradores y vendedores, dando paso a los negocios y el intercambio de información (Parkin, M. 2016).
La oferta y demanda son los últimos conceptos que introduciremos de la economía en este estudio preliminar.
Por oferta se entiende lo siguiente: la relación existente entre el precio de algo y la cantidad ofrecida de esta. Si el precio de un bien o servicio es elevado, se producirá mayor cantidad de este y viceversa (Parkin, M. 2016). Esto último se conoce como la ley de la oferta.
Este concepto también tiene las siguientes variables:

  • Los recursos empleados para la producción de un bien y/o servicio
  • Que aquello que se oferta para vender pueda cubrir el costo de producción y genere ganancia
  • El precio de bien/servicios, al igual que sustitutos y/o complementarios de estos
  • Los precios futuros de bienes o servicios que se produzcan y la competencia con otros proveedores
  • Los cambios en la tecnología empleada y los recursos disponibles

(Parkin, M. 2016)
Por el otro lado la demanda nos muestra aquello que se desea, pero también implica un plan de adquisición de un bien o servicio, ya que estos cumplirán el deseo. Si el precio de un bien o servicio es elevado habrá una menor cantidad de este y viceversa (Parkin, M. 2016). Esto último se conoce como la ley de la demanda.
Este concepto también tiene las siguientes variables:

  • La mayoría de los bienes y servicios tiene sustitutos y/o complementarios
  • El precio de los bienes y servicios en el momento, y en un futuro
  • Los ingresos que tenga la gente en el momento y en el futuro
  • Preferencias entorno a lo que se desea (Población)

(Parkin, M. 2016)
Economía y psicoanálisis
Debido a que el aparato psíquico contiene una energía limitada y solo se puede administrar (tópicas), podemos inferir que esto se asemeja mucho a la economía, ya que una de sus premisas fundamentales es la escasez. Es gracias a la escasez que uno debe de emplear de la mejor forma sus factores de producción. Es aquí donde podemos encontrar las cargas energéticas de las tópicas: económica y dinámica.
A continuación se presentaran 5 esquemas que nos permitirán comprender esta relación:
 
Tabla de trabajo – producción económica
03

  • Al aumentar la producción hay un mayor crecimiento económico y también hay mejor tecnología para producir más eficientemente
  • Al aumentar el capital (deseo y el trabajo) hay más recursos y mayor capital humano, lo cual afecta a la forma de producción.
  • Puede haber una ventaja comparativa en las empresas y los mercados

(Parkin, M. 2016)
 
Tabla de trabajo – producción psíquica
04

  • Al aumentar la producción de un sub estructura habrá un mayor crecimiento de eficiencia y también hay mejor funcionamiento para la producción.
  • Al aumentar el deseo y el trabajo hay un mejor funcionamiento de las 3 tópicas a través de las habilidades y los conocimientos que se tengan. Esto último afectara la forma de producción.
  • Puede haber una ventaja comparativa entre las estructuras y sus intercambios

 
Tabla de oferta – demanda (representación esquemática “no real” para la conversión psíquica)
05
 

  • La oportunidad de adquirir algo demanda un costo, al igual que la oferta y demanda dependen de lo que se encuentre en los mercados/ las empresas (Parkin, M. 2016).

 
Tabla de económica de energía psíquica
06
 

  • Las tópicas: estructural, genética y topográfica se rigen bajo funciones específicas de cada sub estructura.
  • El deseo se expresara a través de las pulsiones y las ligazones que estas tengan con las representaciones.
  • Se cuenta con una energía limitada (recursos y trabajo), la cual se distribuye en las siguientes tópicas: estructural, genética y topográfica. Es por ello que cada sub estructura funciona como un medio para generar un fin.
  • Las tópicas económica y dinámica nos permitirán ver las relaciones que hay entre las pulsiones y las representaciones. Esto dará paso al funcionamiento psíquico que los psicoanalistas buscan

 
Tabla de económicas de oferta, demanda, precio y cantidad

Cambio en demanda
 
(+) D
(-) D
 
(+)P
(-) P
(+)C
(-) C
Cambio en cantidad y no de demanda
 
(+) O
(-) O
(-) P
(+)P
 
(+)C
(-) C
Cambio en demanda y no de oferta (+) D
(-) D
 
(+)P – C
(-) P -C
Cambio en oferta y no demanda (+) O
(-) O
(-) P
(+)P
 
(+)C
(-) C
Disminuye demanda
Aumenta oferta
 
(-) D / (+) O (-) P
 
 
(¿?) C
Aumenta demanda
Disminuye oferta
 
(-) D / (+) O (+)P
 
(¿?) C

(Parkin, M. 2016)
 
Tabla para valores psíquicos

  • Oferta = Energía limitada, ya que es con lo que se cuenta para dar frente al deseo = E.L.
  • Demanda = Deseo = D
  • Precio = Trabajo desempeñado y finalidad = T
  • Cantidad = Recursos asignados = R

NOTA: La energía limitada mostrara las fluctuaciones que se dan entorno al deseo. Si un deseo ya se cumplió, la energía depositada para lograrlo cesa y puede ser invertida en otra función. Es por ello que para llevar a cabo un proceso se puede contar con más energía libre si ciertas funciones cumplen con su finalidad. Un ejemplo de esto es que al haber un menor deseo por algo, menor energía será depositada en esta función, por lo que el reservorio de energía aumenta su energía libre y puede llegar a ser empleada por otra función o sub estructura.
 
Tabla de conversiones psíquicas (energía limitada, deseos, trabajo y recursos)

Cambio en deseo
 
(+) D
(-) D
 
(+)T
(-) T
(+)R
(-) R
Cambio en cantidad y no de deseo
 
(+) E.L.
(-) E.L.
(-) T
(+)T
 
(+)R
(-) R
Cambio en deseo y no de E.L. (+) D
(-) D
 
(+)T – R
(-) T -R
Cambio en E.L. y no deseo (+) E.L.
(-) E.L.
(-) T
(+)T
 
(+)R
(-) R
Disminuye deseo
Aumenta E.L.
 
(-) D / (+) E.L. (-) T
 
 
(¿?) R
Aumenta deseo
Disminuye E.L.
 
(-) D / (+) E.L. (+)T
 
(¿?) R

 
Para comprender el tipo de deseo que se tiene nos podemos apoyar en la pulsión, pero esta sola no nos puede proporcionar el funcionamiento total de la psique. Es por ello que el estudio de la pulsión debe de considerar las representaciones y las fantasías que se tengan. Estas se verán sustentadas en la t. estructural, t. genética y la t. topográfica, ya que nos enlazan con las estructuras y el desarrollo de estas. Sin embargo no podemos olvidar que los principios básicos del psicoanálisis serán las bases de la administración de la energía.
La economía por el otro lado, nos permite comprender la distribución y la circulación de la energía psíquica, ya que al igual que en la economía, el aparato psíquico tiene deseos que cubrir y limitantes por afrontar. Es por ello que se debe de considerar lo siguiente:

  • Cantidad de trabajo que requiera cada estructura para desempeñar una función
  • Las cantidades energéticas asignadas para llevar a cabo un deseo o limitarlo (catexis y contracatexis)
  • Las herramientas de producción (funcionamiento propio de las estructuras y su interrelaciones)
  • El costo – beneficio de distribuir cierta carga en una representación o sub estructura (medir en ingresos y gastos)
  • La demanda que exigen las pulsiones, representaciones y fantasías
  • La oferta que se encuentra en la energía limitada que se tiene y las posibilidades limitadas del aparato psíquico para lograr su meta.

 
Sin embargo algo que queda para el próximo estudio son las relaciones dinámicas existentes en el aparato psíquico. A pesar de que se abordaron ciertos temas relacionados a esto, este primer apartado explica mayormente la administración de la energía psíquica. Pero para entender los fenómenos psíquicos desde la tópica dinámica debemos emplear otro marco teórico.
 
Bibliografía

  • La Planche, J. &Pontalis, J. (1996). Diccionario de psicoanálisis. Argentina: Paidós., págs. 49 – 55, 80, 93 – 98, 100, 116, 139, 159, 190, 205, 259, 307, 325 – 347, 367 – 375, 411, 453
  • Parkin, M. (2016). Economía. México: Pearson., págs. 1 – 82

 
Imagen: freeimages.com / Dora Mitsonia
El contenido de los artículos publicados en este sitio son responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente la postura de la Sociedad Psicoanalítica de México. Las imágenes se utilizan solamente de manera ilustrativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *