Colaboración de Paola Hamui para el portal Bienestar180
________________________________
El rencor es un sentimiento de enojo que se queda guardado por mucho tiempo y surge cada vez que recuerdas el daño que te causó algún problema con alguna persona o un rompimiento, menciona la psicoanalista Paola Hamui.
En entrevista para Salud180, la especialista de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM) detalla que cualquier cosa que provoca enojo, a largo plazo puede ocasionar rencor.
Es un sentimiento que perdura a través del tiempo y si cada vez que recuerdas o relacionas algo que tiene que ver con aquello que te dolió o lastimó, es como si revivieras esa situación con la misma intensidad con que la viviste, aunque hayan pasado años”, señala.
Cualquier cosa que a ti te provoque enojo y tú no elabores este enojo, se puede convertir en rencor. No hay un evento específico que te provoque rencor”.
En otras palabras, el rencor es un enojo atorado, guardado, sin haberlo hablado o podido sacar, te quedas con la sensación de dolor, frustración, impotencia y de ansiedad.
Al revivir el enojo sigues guardando ese rencor y te sigues poniendo como víctima, lo cual puede tener repercusiones en la salud cardiovascular, gastritis y en la emocional, porque te quedas con esa sensación de impotencia, lo cual genera depresión.
¡Supéralo y mejora tu calidad de vida!
La especialista señala que lo mejor es hablar sobre el enojo en el momento o tratar de solucionar esta situación lo mejor posible, no sentir que tú tienes siempre la razón.
A veces las dos personas tienen la razón en un problema, por eso es importante que seas empático y entiendas a la otra persona, para evitar que tú te quedes con ese enojo. Erróneamente se piensa que el perdonar es signo de debilidad pero en realidad implica valentía, integridad y es un acto terapéutico, señala Paola Hamui.
Al mantener el rencor es como quedarte estancado en lo negativo y sigues siendo víctima de quien te hirió, por lo que es importante que lo superes. Las personas muy rencorosas son personas desconfiadas y con inseguridad en ellos mismos.
El perdón mejora la calidad de vida tanto a nivel emocional como física. Incluso permite hacer cambios en tu vida. Y tú, ¿cómo controlas el enojo?
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *