Colaboración de María Montaño para el portal Salud180.com
__________________________
¿Por qué lloran los bebés cuando se quedan en la guardería? Normalmente en un bebé de menos de dos o tres años, la angustia de separación es muy fuerte. Cuando los papás no están, los bebés no conciben la idea de que sus padres van a volver, señala la psicoanalista María Montaño.
Por ejemplo: el juego donde los padres aparecen o desaparecen de la vista del bebé, la risa que les da es porque elaboran esta cuestión. Para la mente del bebé cuando le tapan los ojos, uno desaparece, deja de existir y está fuera del ambiente y cuando aparece el padre o la madre, se ríen.
Cuando llega el momento de dejarlos en la guardería, los niños que aún no registran la permanencia de objetos experimentan una angustia terrible, porque sienten que perdieron por completo a los padres o los cuidadores, detalla la especialista de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM), en entrevista para Salud180.com.
 
¡Ayúdalo a superar la angustia!
Para que tu hijo supere con éxito esta etapa y se quede tranquilo en la guardería hasta que regreses por él, lo mejor que puedes hacer es seguir los siguientes pasos que la especialista te recomienda.
 

  1. Ambiente similar. Trata que el ambiente que exista en la guardería sea lo más parecido al de su casa, es decir, en cuidado y en la forma en que tratan a los niños.
  2. Explicar la separación. Dile a tu hijo que no te vas a separar de él de forma definitiva, sino que regresarás por él. Hazlo en su mismo lenguaje, por ejemplo, puedes enseñarle las manecillas del reloj y señalar la hora en que te vas y en la que estarás de vuelta.
  3. Dile todas sus actividades. Explica qué va a pasar en tu ausencia, es decir, señalar todas sus actividades y con quien se queda.
  4. Transición lenta y progresiva. El cambio no tiene que ser de inmediato, es decir, llévalo paso a paso en la transición. Hay guarderías que tienen medias jornadas, donde los bebés no se quedan tiempo completo, sino algunas horas para que se acostumbren.

 
Conocer el ambiente. Es importante que los padres conozcan a las personas que lo cuidarán, las actividades que se realizan, es decir, que vayan con el niño algunos días para que el niño se familiarice y no sea un cambio muy brusco.
Es importante que en las guardería haya una persona que le ponga atención a los niños y que le ponga a hacer actividades que estimulen su desarrollo, como lo haría una mamá en su casa, concluye la especialista.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published.