Ética de Urgencia. Fernando Savater. 2012

Editorial: Ariel. ISBN: 9788434404908

Por: Abigail Cobar.

Cada Septiembre es un mes de celebraciones en nuestro país; es el mes del orgullo nacional en el que se encomian las gestas heroicas realizadas en el pasado pero, ya llegó el pero, habida cuenta los tan poco afortunados acontecimientos sociopolíticos que vivimos en la ciudad capital y en algunos estados de nuestra bella república, preferí abordar un tema que nos cae bien a todos, no solo en México sino en el mundo entero y que es la falta de ética en la forma de vivir la vida cotidiana tanto de gobernantes como de gobernados.

Indudablemente los avances de la ciencia nos ha hecho la vida mucho más fácil y si a eso le agregamos una permisividad, sino absoluta si muy amplia en muchos sectores de nuestras decisiones, más una profusa mercadotecnia que nos ofrece hacernos felices si compramos esto o aquello pues resultaría lógico que la vida del hombre moderno fuera miel sobre hojuelas “se vale que yo haga lo que me plazca para obtener lo que yo quiero”. El problema empieza en que tal concepción la tenemos todos al punto que la convivencia resulta un “quítate tu para ponerme yo”; y para empeorar el panorama todo está aderezado con un sazonador fatal por su propia naturaleza que es la corrupción, misma que campea abierta o soslayadamente en nuestro ámbito de vida.

Creo que en la actualidad cualquiera de nosotros sabemos o creemos saber cuáles son nuestros derechos pero pocos “queremos” saber cuáles son las responsabilidades inherentes a esos derechos; es precisamente sobre esto que nos habla nuestro autor.

Fernando Savater, hombre inquieto que nació en España en 1947, ha sido dentro del mundo de la comunicación reportero, periodista, articulista y conferencista. En la actualidad imparte cátedra en diversas Universidades del mundo utilizando un tono coloquial e irónico en el abordaje de los problemas que él ha visto muy de cerca amenaza al hombre de cualquier parte del mundo, en su individualidad y en su vida colectiva.

Podría yo decir que el hilo conductor de este libro es la libertada del ser humano como máximo valor pero siempre marcada por una visión filosófica de una ética liberal, laica, anti-nacionalistas dando esto por resultado algo tan aparentemente sencillo como el tener límites y que estos límites deben formar parte de la propia identidad y no por temor sino por convicción; es decir, que deberían ser inherentes al Ser.

Savater implícitamente aboga por que se incluya la ética como materia escolar en todos o en cualquier grado, ya que siempre es importante recordar o reafirmar esos principios cuando participamos en nuestra vida como pareja, en el Internet, en nuestra conducta con los animales, en la religión (la practiquemos o no), en el manejo de nuestra economía, etcétera. Sobre todo esto y algo más no habla este ameno autor que sin pretende tener la verdad en la mano, sencillamente propone puntos de vista que conducen a acciones que nos llevarían a vivir mejor.

Quizá se tenga la idea que solo lo que es práctico y visible es valioso pero Savater opina: “Los intereses que NO son filosóficos están directamente relacionados con las cosas que queremos hacer, tienen una utilidad práctica, más o menos inmediata.” Párrafo adelante agrega […]” lo peculiar de la filosofía es que se interroga por lo que somos como seres humanos y no solo por lo que queremos puntualmente.”

El aborda nuestras relaciones con el Internet, los celulares en clase y en la vida familiar y social, la política de culaquier país y nuestra situación como ciudadanos, etc. El texto es ágil, agudo, sencillo de leer, quizá lo pueda llevar en su auto y avanzarle mientras se encuentra atorado a causa de algún platón magisterial.

Puede encontrarse en Librerías Gandhi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *