EN MEDIA HORA… LA MUERTE.

Francisco Martín Moreno. 2014

Editorial Planeta. ISBN: 978-607-07-2053-6

EN MEDIA HORA... LA MUERTE

 

¿Eres primera generación de emigrados, o segunda o tercera o de plano desde lo que sabes de tus ancestros han sido nacidos y criados en México? ¿Tus ancestros provienen de alguna parte de Europa, Alemania, Rusia, Italia, España, Francia o de Inglaterra? ¿Tus ancestros emigraron por motivos religiosos o políticos o económicos? No importa; segura estoy que esta novela te atrapará ya que abarca casi cualquier posibilidad por la que se debió abandonar el país de origen dejando tras de sí bienes raíces, padres, hermanos, esposas, hijos, amigos; y como Mexicano de tiempo inmemorial tendrás el grato recuerdo de la vivencia con algún extranjero que te dio clases o que fue tu médico o que tenía su tienda en la esquina de tu casa o que fue tu vecino.

Les comento que he leído parte de la obra de Martín Moreno y que al inicio de esta lectura contemplé el panorama de una tediosa repetición de 545 páginas pero me he llevado una muy grata sorpresa ya que conforme fui progresando en la lectura me sentía más y más atrapada y no porque el contenido fuera desconocido ya que se inicia con relatos, razones y datos del inicio de la primera guerra mundial; tema que ha estado en los últimos meses muy en boga habido cuenta del primer centenario del inicio de esta primera tragedia que solo sirvió de caldo de cultivo para la terrible y devastadora segunda guerra en la que se mostraron las peores facetas de muchos seres humanos que arrastrados por fantasías e idealizaciones de cuatro individuos que se encargaron de poner al mundo entero en calidad de rehén de sus respectivas ambiciones respaldadas en lo profundo de sus patologías.

Creo que pocos de nosotros sabemos a ciencia cierta quienes fueron nuestros bisabuelos y por ende todo lo inherente a su vida y a su muerte. Algunos jóvenes conviven hoy por hoy con los abuelos y ya no se diga que mayoritariamente podemos convivir y saber prácticamente todo acerca de la vida de nuestros padres. Claro que no falta el señor que puso su semen y desapareció o de la madre que una vez parido decidió que ser mamá no era lo suyo y le dejó “encargado” el o los hijos a la abuela.

Es interesante ver cómo Francisco Martín Moreno recibe con azoro la revelación de la existencia de un bisabuelo que fue un individuo fuera de lo común a quien le tocó vivir una de las etapas más terribles y definitorias del mundo. Al saber esto descubre quién realmente es su abuela a la que sí conoció y de quien se alejó ya que esta lo agredía constantemente con frases hirientes sin que mediara motivo alguno además de poseer un carácter irascible. A consecuencia de los dos anteriores descubrimientos supo quién era en realidad su madre y entendió los motivos del absoluto mutismo en referencia a su infancia.

La revelación de la existencia de ese bisabuelo por parte materna lo lleva a viajar por el mundo a pesquisar cualquier dato de los antecedentes de esa rama de su familia, pesquisa que lo lleva al Berlín de 1920.

La línea paterna era conocida y conversada con relativa fluidez pero como ya se habían empezado las indagaciones pues había que llegar al fondo de todo su entramado familiar, lo que lo lleva a Toledo, España, en 1880 en donde nació el abuelo e indefectiblemente a descubrir facetas de su padre totalmente desconocidas.

México no es excluido como parte integrante de esta conmoción mundial; formamos parte de manera directa en ambas guerras quizá muy o demasiado calladamente pero históricamente comprobable. No escatima en expresarnos con toda verdad, las variada formas como esos extranjeros que llegaron a México vieron a este país, desde la más jolgoriosa y alborotada hasta la más amarga y despectiva; desde la más profunda desilusión hasta el eterno amor y agradecimiento.

Cómo se encuentran ambas familias es una aventura extraordinaria en la que yo encontré repaso de historia, novelada se diría pero, ¿qué se le puede añadir de imaginería a los hechos reales de las guerras primera y segunda? Lo que sí muy bien escrita, conmovedora hasta llevar al lector quizá a las lágrimas. También las historias de amor a la patria, cuando se creía que bien valía la pena dar la vida por ella. El amor entre hermanos y el odio y desavenencias entre ellos. Las diversas capacidades para salir delante de situaciones extremas en que la vida pende de un mohín ajeno.

Es muy sabido que cuando se nos habla de millones de muertos nos resulta increíble, casi no lo podemos concebir, pero cuando se nos habla de un personaje que nos resulta entrañable y que es muerto en condiciones inauditas la conmoción interna es absoluta y se rinde el lector ante la palabra escrita y la capacidad de trasmitir emociones de este escritor.

Solamente me resta decirles que es lo mejor que he leído de este novelista y pedirles que no se la pierdan.

El libro se puede conseguir en la librería Gandhi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *