El Complot Mongol. Rafael Bernal, 1969

Editorial Joaquín Mortiz,  ISBN: 9786070708336

 

 

Dentro de la lectura recreativa seguramente tendremos nuestro género consentido; de amor, de historia, de época, de aventuras, policiacas, de misterio, etcétera; sin embargo parte de nuestra cultura literaria se nutre con la lectura de cuando menos lo más destacado de cada uno de los géneros.

En esta ocasión me permito recomendarles una novela policiaca que me parece no puede faltar dentro de nuestro acervo de experiencias de lector ya que está considerada como la novela que inauguró el género policiaco en México lo cual ya de por sí le otorga mérito propio. Se usó como tema de una película que lleva el mismo nombre y es referencia obligada cuando de este género se habla. Toda la trama se desarrolla en un par de días en que la actividad no cesa; el protagonista no tiene tiempo para dormir, apenas para comer algo rápidamente, no hay día ni noche. Nosotros lectores no tardaremos más de dos días en leerla en lo huecos de nuestra vida diaria.

El personaje detenta el título de detective aunque en realidad su actividad podría ser la de “matón”. Tan poca digna actividad la desarrolla basándose en su intuición, en su clara inteligencia y, claro, en la naturalidad con la que ve la muerte. No cuenta con preparación académica alguna, no hay quien le proporcione adelantos técnicos, ni logísticos; además, es viejo -60 años-, no es guapo, y pese a esa falta de charme, capta nuestra atención y simpatía, y quizá el desenlace les conmueva, como a mí.

Todo sucede en este Distrito Federal, pero si usted anda por ahí de sus años veintes o treintas, la descripción del entorno geográfico en donde se desarrolla la trama, le será totalmente ajeno, quizá lo mismo que el lenguaje; sin embargo el sufrimiento de un ser humano que niega su necesidad de amar y de ser amado es igual entonces que hoy.

¿Han ido ustedes al Barrio Chino? Pues ese pomposo nombre se le otorga al par de cuadras de la calle denominada Dolores; llena hasta el día de hoy, de restaurantes y de tiendas con chucherías para “la buena suerte”. Quizá si poseen sentido de aventura se animen a ir a comer a alguno de esos tan buenos restaurantes de comida china, claro, después de visitar la Alameda.

La novela viene en presentación de libro de bolsillo de la editorial Joaquín Mortiz y no cuesta arriba de $160.00

Para ver el detalle en librerías Gandhi haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *