Casa Damasco. Maruan Soto Antaki. 2013

Editorial Alfaguara. ISBN 9786071127426

 

Por Abigail Cobar.

El tema de la novela es la eterna lucha por el poder, el espacio geográfico es Siria y el hilo conductor es el amor y la esperanza que conviven con la ambición pero sobre todo con la crueldad. Los eternos binomios bien y mal, amor y odio, vida y muerte pueden convivir en la trama gracias  a que no se habla de ellos; cada quien hace lo que su entorno le exige o le permite, en el entendido que lo que se hace no tiene ver con lo que en verdad se desea.

En las primeras lecciones de geografía que recuerdo, la sola mención de cualquier país de esa zona del mundo, me hacía evocar las imágenes que ilustraban las versiones infantiles  de los cuentos de Las mil y una noches; en ellas se nos presentan aventuras de amor y osadía en tierras en las que corrían “ríos de leche y miel”. En estas historias que nos presenta Maruan también se viven aventuras de amor y osadía pero en tierras de odios sectarios en donde corren “ríos de sangre, de odio y destrucción”.

Como el título lo anuncia la trama se desarrolla básicamente en esa ciudad y el pretexto para que la protagonista se desplace de esta Ciudad de México hasta Damasco es el deseo de dar curso legal a la propiedad que en herencia se le dejó, pero esos cuantos meses de permanencia en la tierra de sus ancestros la dejó con marcas internas que resultarán no solamente indelebles sino que modificarán la óptica de sí misma y por ende de su vida.

Inicié la lectura con la falsa idea de que estaba enterada del problema actual de Siria. pero en las primeras páginas comprendí que me estaba perdiendo lo fundamental, es decir, la hondura de los cambios políticos, económicos, religiosos y por ende sociales que el autor quería hacer saber al lector por lo que recurrí a darme una ligera barnizada de la historia de este país, fue entonces que pude tener una lectura fluida empatizando con los personajes por antagónicos que pudieran ser.

“Cuando todo empezó, nadie se imaginaba cuánto iba a durar esto ni el rumbo que tomaría”; esta frase del autor me hizo pensar en lo que sucede en nuestro país, concretamente en esa Ciudad de México, en la que se respira un descontento que se va generalizando: continuas marchas, bloqueos y por ratos, violencia irracional.

Sé que el joven autor es de procedencia siria y conociendo un poco de la historia de su madre salta a la vista que se trata de un relato autobiográfico. Tuve la fortuna de ser asidua escucha de los programas radiofónicos de Ikram Antaki, destacada intelectual siria radicada en el DF, también leí algunos de sus escritos en los que abordaba los problemas políticos de México desde un punto de vista filosófico. Supe que murió de forma repentina en esta ciudad dejando huérfano a Maruan y quizá heredándole la Casa Damasco.

El libro se encuentra disponible en Librerías Gandhi.

Leave a Reply

Your email address will not be published.