La Navidad en las Montañas. Ignacio Manuel Altamirano. 1871.

Editorial Fontamara, ISBN:

Por la Mtra. Abigaíl Cobar

¿Imaginas la Navidad sin “Santa”, sin arbolito, sin regalos, sin pavo? Quizá tu respuesta es que sin esos elementos NO hay navidad. Parecería que en la actualidad el festejo se limita a, la nada despreciable costumbre, de reunirse con la familia a beber, comer, dar y recibir regalos. Cuestiones religiosas aparte reconocemos que este festejo se ha realizado a lo largo de milenios en fechas cercanas a la actual como agradecimiento a diversas deidades, entre ellas, a la naturaleza. Es por eso que les recomiendo esta pequeña novelita de tan solo 132 páginas que nos acerca, con una impecable redacción, a una forma hoy insólita – o casi- de vivir gozosamente la Navidad, en la que se disfruta como un verdadero regalo la belleza que existe en la sencillez espartana de lo alto de una solitaria montaña, como pueden ser las gotas de agua nieve cintilando a la luz de las estrellas y de la luna llena.

Era lectura obligada en las secundarias a mediados del siglo pasado pero la necesidad de mantener la educación afín al tiempo que se vive, relegó dicha lectura. Los pocos personajes son seres humanos que no ostentan cualidades sobresalientes, todo lo contrario, representan a gente del pueblo de ayer que vive en la permanente contradicción de cualquiera de nosotros del día de hoy, en que podemos amar, ser indiferentes, envidiar, abusar, ayudar, etcétera.

Ignacio Manuel Altamirano vivió una vida por demás interesante. Nació en 1834, momento en que en México el ser hijo de indígenas puros era poco menos que tener al mundo cultural de los criollos en contra; sin embargo contó con el apoyo de su padre que al ver su clara inteligencia le llevó a iniciar estudios a Tixtla, Guerrero, aunque ya contaba con 14 años de edad. De ahí en adelante su carrera siempre ascendente destacó en la academia y en el periodismo y también en la actividad política, dentro de la que vale la pena destacar su papel protagónico en el logro de que la educación primaria fuera obligatoria, gratuita y laica. Su carrera lo llevó a recorrer el mundo en calidad de Cónsul, muriendo en Italia en 1893.

Dentro de la literatura le fueron reconocidos sus versos, ensayos y dentro de sus novelas, La navidad en las montañas, es señalada como una producción llena de agudeza en la descripción de las profundidades de los seres humanos y de suavidad para describir lo gratificante de saber contemplar la naturaleza.

Date la oportunidad de vivir una experiencia de delicada belleza sin los estruendos de lo artificial.

Este pequeño libro seguro lo encuentras en las grandes librerías que trabajen libros de texto y, muy difícilmente en aquellas que se dedique a las novelas de moda, seguramente a muy buen precio y en diversos encuadernados.

¡Felices fiestas de fin de año!

——

La Navidad en las Montañas en la librería Porrúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *