Últimamente México ha vivido una época en donde el color rojo de su bandera parece haber invadido, sin previo aviso, sus demás colores. La guerra contra el narcotráfico, la violencia en las calles, le han propinado a este “cuerpo fuerte” que representa nuestro país un sin fin de golpes. Sin embargo México, con su preciado carácter, sigue erguido…
Lee la interesante participación de Eduardo Distel en el portal Terra. Haz clic aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.