El Coleccionismo como Fetichismo
Autor: Victor Sánchez
 
Para Subroski (2006), el coleccionismo es un fenómeno Antropológico, Sociobiológico y Psicodinámico que ocurre más frecuentemente en hombres que en mujeres.
El coleccionismo puede ser una práctica seguida por una gama muy diversa de tipos de personalidad y psicodinamias, puede haber colecciones esquizoides, maniacas, obsesivas, narcisistas, etc y pueden coexistir aspectos comunes entre ellos y diferir en grado o en toxicidad.
 
En este trabajo se intentará mostrar los aspectos que nos sugieren elementos fetichistas no patológicos en la relación del coleccionista con sus objetos coleccionables.
 
Subroswskidefine el coleccionismo sistemático para distinguirlo del adictivo, obsesivo y el coleccionismo desordenado y del fenómeno relacionado con la perversión (patológica)
 
Coleccionismo sistemático

  1. Se refiere a la búsqueda, selección, recolección y compra de objetos que tienen un valor temático para el coleccionista.
  2. Es sistemático, en el sentido de formación de series y como regla limitado a una definible y delineada área o tópico respectivamente,
  3. Es comprensible y tiene profundidad, incluye un interés en literatura e información de apoyo.
  4. Tiende a causar un afecto apasionado en la persona que colecciona.
  5. Es una conducta constante en el tiempo y no sólo un pasatiempo pasajero.
  6. La recolección de intangibles, por ejemplo, conocimientos no son considerados como objetos del coleccionismo ya que el objeto o cosa no está disponible materialmente.
  7. Trasciende el mero interés económico del objeto coleccionable.

 
Para este autor el coleccionismo representa una forma específica de manejar el trauma primario de pérdida, que es diferente de la adicción compulsión o perversión.
En su caso, bajo ciertas circunstancias el coleccionismo puede ser resultante de una Gestalt exitosa o forma de vida.
 
Freud
“En cada coleccionista existe un Don Juan Tenorio”
 
Freud coleccionaba antigüedades de las culturas Griega, Romana y de Egipto y aunque se sabe que ya en el año 1933, logró reunir casi 3000 piezas, nunca abordó el tema a profundidad.
 
Freud vió en él las tres características del carácter anal
 
Namelyorderlines
Parsimonia
Obstinación
 
Revisando la sintomatología de los bibliómanos, Weiner se encuentra con que el coleccionista deriva gratificación de un libro por las siguientes razones:
 
Encuentra placer en la mera posesión tocándolo, exhibiéndolo, oliéndolo o haciéndolo parte de él.
 
Piensa que un objeto usado de esta manera le permite al coleccionista aliviar ansiedad y proveerle gratificación como un fetiche o una derivación del fetichismo.
 
Winnicott considera que los objetos transicionales permiten reducir angustia de separación y acceso a nuevas conductas. Los objetos inanimados permiten la diferenciación entre el yo y lo no yo y a la vez termina siendo placentero.
 
En el coleccionismo sitemático se observa

  • Que la conducta de coleccionar es egosintónica
  • Que el objeto coleccionable causa placer independientemente de usarlo
  • Posibilita el no dejar de sentir placer
  • No hay descarga total

 
 
El fetichismo patológico.
“El fetiche es el sustituto del falo de la mujer (de la madre), en cuya existencia el niño pequeño creyó otrora y al cual –bien sabemos porqué- no quiere renunciar”
El proceso transcurrido consiste pues, en que el niño rehúsa tomar conocimiento del hecho percibido por él de que la mujer no tiene pene. No; eso no puede ser cierto, pues si la mujer está castrada, su propia posesión de un pene corre peligro, y contra ello se rebela esa porción de narcisismo con la que la previsora Naturaleza ha dotado justamente a dicho órgano. En épocas posteriores de su vida, el adulto quizá experimente una similar sensación de pánico cuandocunde el clamor de que trono y altar están en peligro, y es probable que aquél conduzca también entonces a consecuencias no menos ilógicas.
 
Khan (1965):
Recopila una serie de estudios que se han generado tras las contribuciones de Freud sobre el fetichismo y que han empleado la etiología del mismo para incluir:
 

  1. Relación pre-edípica con la madre (pecho) (Lorand, 1930)
  2. Objetos internos y desarrollo yoico temprano (Payne, 1939), Guillispie, 1940, Hunter, 1954)
  3. Fenómenos relativos a los objetos transicionales y funcionamiento normal primitivo (Winnicott, 1953, Lacan y Granoff, 1956; Fraser, 1963)
  4. Ansiedad de separación y temor al abandono (Bak,1953; Weissman, 1957)
  5. Desarrollo patológico del yo corporal y amenaza de desintegración debido a perturbaciones en la relación madre- hijo (Greenacre,1953, 1960; Mittelman, 1955)
  6. Identificaciones primarias bisexuales con la madre y deseo de dar a luz un hijo (Kronengold y Sterba, 1936, Kestenberg, 1956; Van der Leeuw, 1958; socarides, 1960)
  7. Huida del incesto (Room, 1949)
  8. Una defensa contra ansiedades arcaicas que amenazan la relación con la realidad, con el consiguiente temor de caer en estados psicóticos (Glover, 1932, 1933, 1949; Socarides, 1959; Katan, 1964)

 
El fetichismo no patológico
Freud pensó que todos tenemos conductas perversas, y tenemos fetiches, que pueden ser objetos inanimados o partes del cuerpo, la mano de la mujer amada, su pañuelo, etc.
 
Freud está hablando de las propiedades mágicas de los objetos, se está refiriendo a un principio que data de tiempos inmemoriables y que se denomina “Principio de simpatía”
Usado de manera común en la magia y en la vida común, debemos destacar que no ha dejado de operar en ningún momento inclusive en nuestros días.
El fetichismo es una práctica común en todos los seres humanos, la persona deposita energía libidinal en la mano el pañuelo de la mujer amada
Este proceso contemplado por Freud proviene se denomina principio de contagio y opera en el hombre desde tiempos inmemoriables.
El hombre se resigna menos a la renuncia de sus objetos primarios, principalmente la madre,
Shakespeare escribe constantes ejemplos de fetichismo en las que partes del cuerpo representan al objeto amado ausente
 
Harrsh (1998), describe este fenómeno de la siguiente manera.
“La magia simpatética establece que las cosas se actúan recíprocamente a distancia mediante una atracción secreta, una simpatía oculta, cuyo impulso se transmiten una a otra”.
 
A su vez la magia simpatética o el principio de simpatía se divide en dosleyes según Frazer(1961).
 

  1. Ley de Semejanza. Establece que lo semejante produce lo semejante, o sea los efectos semejan a las cosas.
  2. Ley de contagio. Las cosas que una vez estuvieron en contacto se influyen recíprocamente a distancia, aún después de haber sido cortado todo contacto físico.

 
Del primer principio, el mago deduce que puede producir el efecto que desee con sólo imitarlo; de la segunda ley deduce que todo lo que se haga con el objeto material afectará directamente a la persona con quien este objeto estuvo en contacto, haya formado o no parte de su propio cuerpo.
 
Frazer denomina a los encantamiento fundados en la ley de semejanza, como magia imitativa u homeopática y de magia contaminante los basados en la ley del contacto o contagio. Así considera la magia como un sistema espurio de leyes naturales, como una guía errónea de conducta, como una ciencia falsa y un arte abortado.
 
Weiner, piensa que el fetiche simboliza el falo masculino o el femenino bajo fuertes determinantes pregenitales, cuando se usa como talismán aleja la ansiedad a la castración y a la separación y se observa como un mecanismo útil en la conducta sexual normal.
 
Greenacre, (1953) hace notar que el fetiche debe ser visible y tangible, debe ser capaz de simbolizar el pene o su inverso; y frecuentemente cuenta con la cualidad de tener olor, para ser incorporado por medio de la inhalación. Cree que puede ser capaz de recobrar una parte intacta del cuerpo y al mismo tiempo, puede se visualmente introyectado y estabilizar la sensación en el propio cuerpo. Otro criterio es que el fetiche debe durar en el sentido de disminuir el miedo a la aniquilación, inanimado en el orden de no producir la retaliación e inmóvil en el sentido de controlar la ansiedad de las sensaciones de cambio de tamaño y forma del pene y del cuerpo.
 
Para Weiner el coleccionismo de libros, cumple con las características descritas por Greenacre.
 
Romm (1949)
La elección del objeto amoroso entre los seres humanos sanos está determinada frecuentemente, sino es que invariablemente por el fetiche; la pareja sexual debe poseer una cierta estatura, color, voz o manerismos. Estas impresiones están conectadas con los objetos tempranos amorosos y son vistos como hechos“normales”
 
Los santos representan milagros, si la gente posee una imagen del santo correspondiente tendrá acceso a la gracia que le corresponda a dicho personaje. Así mismo se denomina el acto de acercamiento con el santo como “venerar al santo”, “adorar al santo”, etc
 
Las estrellas de rock así mismo cuentan con características que los distinguen, pueden ser figuras que representen agresividad, rebelión, sensualidad, ternura, melancolía, etc.
 
Los fans, principalmente los adolescentes encuentran en ellos figuras de identificación y de expresión de sus propios sentimientos, rencores o frustraciones y por lo tanto depositan energía libidinal en ellos.
 
No todos los fans son eternos y leales a través del tiempo, tampoco coleccionan, el hecho de hacerlo puede sugerir un depósito libidinal que no se ha podido mover o transferir por completo a otros objetos o acciones que se ajusten a las necesidades de adaptación de cada fase del desarrollo, se ha establecido una relación amororosa permanentemente con el artista y los objetos que lo representan.
 
Figuras andróginas como David Bowie, Kiss, Alice Cooper, son caracterizaciones de figuras femeninas con pene, permiten al fan adorar a la mujer que no ha sido castrada sin volverse homosexual.
 
IMAGEN: sxc / ScooterZen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *