Delirio de dos (Folie a Deux)
Autor: Sarah Cross Lee

En el fenómeno conocido como delirio de dos o folie a deux existe una especie de infección de un sistema delirante que pasa de una persona aparentemente enferma a una que parece sana (esto por supuesto que visto de fuera). La segunda persona asimila esta serie de ideas a su propia conciencia como si fueran propias. (Deutch, Helen; 1938).

Oberndorf en 1934 define a la folie duex como una serie de situaciones psicóticas que involucran a dos personas. La primera persona contagia a la segunda con sus ideas paranoides, episodios maníacos y depresiones. En la mayoría de los casos si la segunda persona es separada de la primera sus síntomas desaparecen.

En la teoría psicoanalítica tenemos claro que la primera realidad del niño es el inconsciente materno. En un inicio la madre y el bebe son uno. Al nacer el infante no solo es completamente dependiente de la madre para su supervivencia fisiológica sino también para la psíquica. Necesita de esta para que metabolise sus angustias e impulsos y esta le va a permitir o prohibir las bases de su inconsciente. Del proceso de separación individuación, esencial en el Ser-en-el-mundo del individuo es importante subrayar la debilitación de la relación simbiótica  con la madre, debida a la penetración de esta simbiósis por el padre y la función paterna, función que “abre” la relación Objetal primitiva a una triangulación positiva o abierta. Lo cotnrario, la triangulación negativa o cerrada, es decir la eliminación del padre y la función paterna de la relación Objetal, es lo que define a la Folie a Deux como tal. (Simo, Joseph; 1992). Si el bebe no aprende a permitir la entrada de un tercero en sus relaciones no solo va a confundir lo que esta adentro de lo que esta afuera sino que lo que es del otro y lo que es propio.

En 1860 el Doctor Baillarger documento la admisión en el hospital de dos miembros de una misma familia sufriendo delirios muy similiares. En 1877, Laseque y Falret introdujeron el término “folie a duex” en el léxico psiquiatrico. En la psiquiatría ya se había usado el termino folie (delirio) en estados psicóticos (folie circulaire) al referirse a estados maniaco-depresivos así como neuroticos (folie du doute) para la neurosis obsesiva.

Gralnik (1942) señalo la preponderancia de la Folie a Deux en individuos que vivían en contacto íntimo durante mucho tiempo. De las 103 parejas que presentaban una estructura paranoica similar: 40 eran hermanas, 26 eran marido y mujer, 24 madre e hijo(a), 11 eran hermanos, 6 hermano y hermana y 2 padre e hijo(a). También señalo la relación de dominio y sumision que caracteriza a estas parejas, incluso en los casos en que esta relación es totalmente inconsciente. Este tipo de relación resulta en el establecimiento  de una organización paranoica, en la que ambos miembros participan, y cuya funcion es la restitución de objetos perdidos. Esta idea fue originalmente presentada por Deutch en 1938. Describio la formación del sistema delirante en el miembro dependiente de la folie a deux, como una tentativa radical de recuperar a un Objeto perdido, por medio de la identificación con el sistema delirante que caracteriza a este Objeto. Subraya la importancia de que este miembro dependiente no acepta nada que no sea ya conocido por su yo. Aquí entra la importancia de la identificación en estas parejas delirantes (del cual hablare mas adelante). Lo que busca realmente es darle al primero una comprobación de la realidad que el delirio es real y por lo tanto salvar la psique de este.

En muchos casos se habla de cómo esta pareja se separa del mundo y tienen una vida sin terceros. Deutsch a diferencia de otros no plantea esto como un espacio que permite la creación de la folie a deux sino la expresión anterior de una relación simbiótica que va encaminado a la infección del sistema delirante.

La identificación es un proceso natural y normal en el desarrollo. Pasa con todos los miembros de una familia a menor o mayor grado. El niño al buscar su propia personalidad busca incorporar elementos de sus Objetos primarios así como objetos llamados correctivos (maestros, amigos). Lo que se desvía en los casos de folie a deux es que la identificación se convierte en un mecanismo hipertrofiado y único con una sola persona dentro de una relación simbiótica. Pero la identificación con los objetos internos de la pareja es pre-requisito de la creación de un sistema delirante común y por esto es que no vemos que en instituciones psiquiatricas los pacientes compartan sus síntomas con los que los rodean.

Joseph Simo en 1992 propone una forma especifica de folie a deux llamada Síndrome de Salomé. Nos refiere al fracaso en el proceso de separación individuación. Un fracaso en la creación de un espacio mental heterogéneo. Fracaso que es debido, en gran parte, a conflictos no resueltos tanto en el inconsciente materno como en el paterno, conflictos que facilitan la solidificación de procesos delirante en el inconsciente del bebé. El odio materno al sexo y el genital paternos (compartido, hasta cierto punto, por el propio padre), se extiende también al producto de ese genital: el niño. Este(a) es percibido esencialmente como contenedor de las emociones negativas por la madre; como objetivo de su agresión no metabolizada y como arma parricida en la lucha interna de la madre contra el genital de los hombres que la hirieron y la abandonaron. Lucha internalizada por el niño. Este odio no metabolizado de la madre e internalizado por el niño, formara el “eje traumático” alrededor del cual tanto la identidad como las relaciones Objetales del niño van a estructurarse. (Simo, 1992)

Un caso famoso de un deliro de dos es descrita en la película “Criaturas Celestiales” de Peter Jackson. Este caso llevo a la muerte de la madre de una de las afectadas. Otro caso famoso de esto es el de las Hermanas Papan descrita por Lacan. Como psicoanalistas no veríamos a la pareja pero así como en todos los casos psicosis debemos poner especial atención en ayudar al paciente a separar lo que es de el y lo que no lo es. ¿Será que el delirio es aceptado y cargado pero no propio? Por otro lado es importante en todos los casos de niños pequeños ayudarlos a separarse de sus madres, de individuarse y de identificarse sin crear una relación simbiótica. Pero a veces dejamos de lado que el mundo del niño siempre es su madre y toma los síntomas de esta de forma regular para buscar “curarla” y esta puede traer su hijo a tratamiento ya que él es el “enfermo”. Dinámicas comunes que es importante medir todas las consecuencias.

Bibliografía

  • Obernorf, C.P. (1934) Folie a Deux. International Journal of Psychoanalysis
  • Deutsch, H. (1938) Folie a Deux. Psychoanalytic Quarterly
  • Simo, Joseph (1992) El Sindrome de Salome: Un caso de fole a deux (1992)  Gradiva Volumen V Numero 2

Leave a Reply

Your email address will not be published.