Comprendiendo la Virginidad Femenina
Autor: Patricia Elías


Para comprender el significado que actualmente se le da a la virginidad debemos echar un vistazo al pasado, un pasado que sigue presente y aun cuando se enmascara de modernidad sigue haciendo de la suyas, un pasado que susurra y a veces grita “nunca seré silenciado”.
 
Al echar un vistazo al pasado nos encontramos que las premisas acerca de lo femenino tienen su génesis en la experiencia de lo masculino, son concepciones falocéntricas que ponen a la mujer en una situación de desventaja, meramente reflejan las fantasías y deseos del hombre en vez de los deseos y fantasías propios de la mujer. Las exigencias falocéntricas básicamente motivana la mujer a la purificación, a la perfección, lo que las lleva a experimentar el empobrecimiento del self. Stiritz y Schiller (2005), lo describen de la siguiente manera,
 
Cuando se trae a la luz las historias de fantasías de perfección en referencia a la mujer, apuntamos agotarlas de su potencia.
 
Parte de esta exigencias de perfección tienen su génesis en el tabú de la virginidad, cabe aclarar que la virginidad es un arquetipo que se ha vivenciado de diferente manera dependiendo la época, en la actualidad ha sido definido desde lo masculino, desde el padre. Para entrar en la profundidades del arquetipo de la virgen es imperativo comprender  los diversos significado que la virginidad ha tenido.
 
Las definición actual varia notablemente de las de la antigüedad, su significado presente está basado en el catolicismo y significa el mantener la castidad con la que la mujer nació (Layard, 1972). En contraste el significado original hace referenciaa elmisterio y la unicidad de la mujer. Nor Hall lo define de la siguiente manera,
 
La palabra virgen en su sentido profundo significa que la mujer no pertenece a ningún hombre . Recordemos el himno de Eridu “en el corazón sagrado ningún hombre ha entrado”. Virgen significa una consigo misma, no casada, inviolable, fiel a sí misma.(1980, p. 11)
 
En la antigüedad  la virginidad no significaba castidad, lo contrario hacía referencia a la naturaleza, libre, incontrolable. En el plano humano hace referencia al amor del soltero en contraste al amor controlado que corresponde al matrimonio(Layard, 1972). La virgen se comporta de acuerdo su propia naturaleza, su propio instinto y deseo. Puede compartir su amor con muchos, pero así como la luna nunca puede ser poseída, (Hall, 1980, p. 11).
 
El significado hace referencia a un estado psíquico de la mujer voluntario donde existe el disfrute de estar recluida del hombre. No es una imposición de fuera si no una necesidad de identificarse desde dentro.La Diosa griega Artemisa es un buen ejemplo de la virginidad psicológica, es una diosa que no es devota a la compañía de los hombres, más bien se rodea de ninfas. Su virginidad representa la pureza de aquella que vive lejos de la corrupción de las civilizaciones(Moore, 1998, p. 62).
 
Aquellos que experimentan el arquetipo de Artemisa sienten el deseo de estar rodeados por miembros de su mismo sexo o por amigos más que por amantes. Contrario a las creencias populares la naturaleza arquetípica de Artemisa célibe, solitaria, pura, absorbida por sí misma, no es un estado narcisista, Artemisa no representa la evitación ansiosa del sexo, más bien una manera casta de ser sexual. Sería un error pensar que Artemisa no es un ser sexual, ella personifica un tipo especial de sexualidad, que tiene el acento en la individualidad, integridad, soledad. Su espíritu puede ser la raíz de la masturbación y la fantasías eróticas, siendo símbolo de la sexualidad una forma solitaria (Moore, 1998).
 
En la actualidad estamos desconectados del arquetipo de la virgen visto desde Artemisa, más bien mantenemos una conexión con el arquetipo de la virgen desde María. La lectura realizada desde el  cristianismo es que María es una imagen casta, que trajo la salvación(Layard, 1972).
 
En la época clásica y preclásica, las mujeres virginales eran impregnadas por dioses pero en ningún momento se sostenía que eran mujeres castas, eran mujeres merecedoras del semen divino. En contraste la virginidad de María, si es casta, es un anima carente de sombra. Esto era también una creencia de el dogma católico, se mantiene a María casta, ya que en esta época existía la connotación del sexo como algo sucio, pecaminoso, estás ideas tiene su origen en filosofíasen boga que proyectaron su enfermedad psíquica en el colectivoy su idea primordial era, lo carnal como pecaminoso pecado (Richo, 2001).
 
En contraste con su significado original, la definición actual simboliza que es fiel con él padre y madre, más no consigo misma, mantiene el himen con el propósito de no perder sus figuras primarias, no perder el estatus infantil. En cierta forma se podría mirar como la prohibiciónde vivir su sexualidadgenital, se podría mirar como si la sexualidad se quedase parcializada, infantilizada.
 
Esta claro que a la virgen no se permite vivenciar el misterio de Eros, este desea oscuridad, privacidad,a la virgen no se le permite experimentar el secreto, la oscuridad, el placer sexual. Las leyes de familia y de la sociedad le niegan el acceso al misterio de Eros, que es esencial para el desarrollo sano del ser humano. Y como bien describe Nor Hall en referencia a la religión (1980, p.87),
 
Las ideas inconscientes colectivas con base en la religión y  cuando los símbolos religiosos permiten solo una manera de ver las cosas, el alma se vuelve débil, meras sombras del previo self…lo que en un momento fue un campo fértil, lleno de significado se convierte en un campo con un solo significado, un campo muerto.
 
El tabú de la virginidad protege a la virgen del enojo de los dioses, demonios, sociedad, familia, es una ley. Se dice que los tabú son forma de prevenir el incesto sin embargo en el caso del tabú de la virginidad el incestode forma generalizada prevenido a nivel vivencial,la relación sexual de manera generalizada es reprimida,sin embargo, mi postura es que anivel psíquico el incesto se da.
 
Recordemos que tabú del incesto es una manera de asegurar que la psique familiar crezca y se expanda más allá de las limitaciones de los miembros. Nueva sangre es esencial para la supervivencia de la familia. Entonces, qué es lo que sucede en nuestra cultura, cuando una niña nace existe como extensión del padre, como propiedad, llevando su nombre, su ley y la ley del padre es que no debe de ser promiscua. La virginidad de la hija es una imposición del padre con base inconsciente en el cumplimiento del incesto psíquico.
 
Ahora recordemos el Edipo donde existen los deseos incestuosos, en el desarrollo normal del Edipo este deseo es reprimido, pero como mencione con anterioridad veo como el actosexual frecuentemente es reprimido más no el deseo.En la relación de padre e hija el deseoincestuosos se traduce, en una serie de imposiciones y leyes que deben de ser cumplidas, la hija se guarda al padre y se mantiene cerrada al mundo.
 
El padre incestuoso desea retener la belleza de su hija, no da esa belleza al mundo la retiene para sí mismo. No deja ir debido a los deseos incestuosos no resueltos. En contraste el padre que logra resolver el Edipo, reconoce su bellezay desea compartirla con el mundo, sabe que no tiene derecho exclusivo de ella.
 
Podría decir que la virginidad es una promesa edípica al padre, donde se reafirma a este como objeto único. La virgen se mantiene fiel a este, es un ser cerrado al otro, a lo demás del mundo. Este mandato del padre de mantenerse cerrada, aun con la promesa del matrimonio y con el matrimonio per se, no se abre, le es poco posible hacer suyo al objeto y dejarse hacerse suya al otro, su objeto fue elegido y con el permanecerá, su padre.
 
Su nuevo objeto en el matrimonio, su esposo se enfrenta a una mujer que puede ser penetrada pero que no festeja la entrada de su falo, que no disfruta, algunas logran romper con el tabú y entregarse a su esposo otras difícilmente lo hacen y su vida sexual está acompañada de sufrimiento y añoranza de su himen, un himen que le garantizaba ser de su padre y de nadie más, un himen que le garantizaba un trato infantil por parte del hombre.  Entonces aun con la pérdida de himen la mujer sigue siendo virgen no se entrega al otro. Su padre es quien la completa, su padre es quien cura su sentido de castración.
Ya revisado e Edipo con el padre en relación a la virgen ahora lo haremos con la madre, la separación con la madre es la primera de las tareas del desarrollo. Nor Hall plantea que la separación real de la madre sucede cuando se da la primera seducción de la hija.Un claro ejemplo de esto es el secuestro en el mito de Perséfone, donde esta es secuestrada por Hades y separada de su madre Deméter, es separada del abrazo cálido de la madre y se ve en un lugar frío oscuro. Deméter cae en una ansiedad intensa del rapto, para ella significa la pérdida del sentido de vida, se convierte en una madre estéril. El mito ejemplifica claramente el dolor de la madre de dejar ir, lo experimenta como un acto injusto, cuando la realidad nos dice que es un acto natural.
 
Como ejemplifica el mito, la madre puede experimentar gran dificultad en el dejar ir ya que en el ejercicio de su maternidad es dónde encuentra sentido de vida, eso es lo que es y la pérdida de su hija implicaría su propia pérdida, su descenso a su propioinframundo, para evitar esto tan temible, de manera inconsciente promueve la virginidad de su hija, es así que la mantiene niña y ella perpetúa su rol de madre activa.
 
En el presente trabajo ejemplifico como pareciera que ambos padres tienendificultad de imaginar a su hija siendo un ser sexual, más bien la visualizan como un ser infantilizado, mimando, pequeño, con la ganancia secundaria de cumplir sus deseos incestuosos. Entonces generación tras generación se perpetua el patrón, mujeres castradas que se completan siendo madres, padre incestuosos que castran a sus hijasy se establecen como el único falo. Y es así que la neurosis sexual se propaga por canalessubterráneos y la enfermedad se trasmite de la familia al colectivo.
 
Por otro lado el matrimonio se convierte en un fantasíacarente de sombra, se convierte en el camino único para logra superar la castración, la virgen cree que con la unión con un otro que posee el falo, su sentido de falta será superado, la penetración y su pérdida del himen la convertirán en aquella mujer que imaginó, su decepción viene cuando se da cuenta que sigue su sensación de castración, se mitiga pero sigue, los hijos la vuelven a mitigar pero sigue. Esto comprueba que continúa siendo una niña del padre y de la madre. Su falta no es sanada por el hombre el nuevo falo hace que se promueva la añoranza del falo del padre.
 
CONCLUSIÓN
La virginidad hace referencia a un estado de castración de la mujer, que es promovido por la cultura falocéntrica donde la mujer es propiedad del padre y donde la madre su único sentido de vida es ejercer este rol. Recordemos también la herencia colectiva, ningún hombre nace totalmente nuevo, continuamente repite el nivel de desarrollo alcanzado por sus descendiente, contiene datos previos en su inconsciente, tiene como herencia la estructura psíquica de sus ancestros.
 
La resolución del complejo de Edipo se logra mediante la individuación, esto hace referencia a un proceso que surge de forma regular en la terapia, el significado de individuación hace referencia al proceso en el que la persona se convierte en un individuo, que es una unidad separada, indivisible o una totalidad, en donde lo consciente e inconsciente conviven de manera más cercana, dónde la sombra es reconocida, donde se logra integrar el anima y animus, es decir desarrollar lo masculino y lo femenino y donde se da muerte a los padres internalizados.
 
La individuación de la mujer podría mirar cómo el promover la virginidad desde Artemisa que es, fiel consigo misma y que conecta con su naturaleza femenina, con su anima para después conectar con su animus, es decirconectarse con su naturaleza masculina desde lo femenino, más que conectarse con lo femenino desde lo masculino.
 
 
Bibliografía
 

  • Bermúdez, S. (1992). Hijas, esposas y amantes. Colombia: Ediciones Uniandes.

 

  • Bleichmar, N., & Leiberman, C. (1996). El psicoanálisis después de Freud. Buenos Aires, Argentina: Eleiaeditores.

 

  • Bolen, J. (2004). Goddesses in everywoman: Powerful archetypes in women’s lives. New York:Quill.

 

  • Bonheim, J. (1997). Aphrodite’s daughters:Women’s sexual stories and the journey of the soul. New York: FireSide.

 

  • Carrillo, A. (2002). Breve historia de la desigualdad de género. Veracruz, Mexico: Gobierno de Estado de Veracruz.

 

  • Downing, C. (1992). The Goddess:Mythological images of the feminine. New York: Cross Road.

 

  • Freud, S. (2003a). El tabú vs la ambivalencia de las nociones de sentimiento, Sigmund Freud obras completas (Vol. 13). Buenos Aires, Argentina: AmorrortuEditores. (Original work published in 1912-1913)

 

  • Freud, S. (2003b). El horror del incesto, Sigmund Freud obras completas (Vol. 13). Buenos Aires, Argentina: AmorrortuEditores. (Original work Published in 1912-1913)

 

  • Greene, L., & Sharman-Burke, J. (2000). The mythic journey: The meaning of myth as a guide for life. New York: Fireside.

 

  • Hall, N. (1980). The moon and the virgin: Reflections on the archetypal feminine. New York: Harper and Row.

 

  • Jung, C. G. (1983). Psychology and religion. In A. Storr (Ed.), The essential Jung. (pp. 239-249). Princeton, NJ: Princeton University Press. (Original work published in 1938)

 

  • Layard, J. (1972). The virgin archetype:Two papers. New York: Spring Publications.

 

  • Moore, T. (1988). The Soul of Sex: Cultivating life as an act of love. New York: Harper Perennial.

 

  • Stiritz, S.E., Schiller, B. (2005). Transforming Feminine Categories: Genealogies of        Virginity and Sainthood. J. Amer. Psychoanal. Assn., 53:1133-1159.

 
IMAGEN: sxc / caahr
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *