Sueños Paradójicos

Autor: Ximena Moreira

Sueños “que voltean la pagina”

En el siguiente trabajo se busca definir los sueños paradójicos, los sentimientos de angustia que estos despiertan y como el terapeuta debe manejarlos para sacar el mayor provecho de estos en el análisis.

 

DEFINICION

Quinodoz (2001) describe los sueños de angustia no como regresiones del paciente sino como una progresión en el análisis, que indica que las partes no integradas del self están regresando en forma de sueños de angustia para posteriormente lograr la integración.

 

Los sueños paradójicos, o sueños que voltean la pagina se caracterizan por ser sueños muy angustiantes para los pacientes, que muestran un contenido inconciente referente a un conflicto que parece haberse resuelto anteriormente.

 

ANSIEDAD

Los sueños que voltean la pagina a diferencia de las pesadillas, permiten al soñante seguir dormido aunque este se despierta con una sensación “rara o inquietante”.

Hay un regreso de lo reprimido, de la escisión y de elementos proyectados, donde lo angustiante no es el retorno de lo reprimido, sino la percepción de la escisión pues representa una amenaza para la cohesión del yo.

Los sueños muestran un estado muy regresivo de la mente, por lo que el paciente presenta temor a enloquecer y se puede mostrar escéptico ante al análisis.

El soñante teme que aquello que se hizo consciente y que tiene contenidos psicóticos nunca se reprima de nuevo y lo enloquezca.

 

Sin embargo, estos sueños indican que el tratamiento va bien y que hay una alianza terapéutica positiva. Diríamos que es una forma de retroceder para poder saltar más lejos “yesterdaysdepressive position becomes tomorrow´s defensive organización”. Indican que el paciente se esta moviendo de una posición regresiva a un nivel de funcionamiento más maduro.

 

Es importante distinguir la regresión “maligna” de la regresión positiva que afronta las ansiedades psicoticas y permite un mayor grado de integración.

Quinodoz afirma que los demás sueños también indican un avance terapéutico pero no necesariamente son indicios de una mayor integración.

El contenido manifiesto de estos sueños hace sentir a los pacientes que tendrán una retroceso o se volverán locos, justo cuando su intuición les dicta que han hecho un gran progreso.

 

Después de tener un sueño “que voltea la pagina” el paciente experimenta un sentimiento de indefensión pues según Bion no pudo metabolizar los elementos beta del sueño y busca al analista para que este desarrolle esta función.

Como analista se corre el riesgo de no hacer conciente la contraidentificación proyectiva que estos sueños despiertan. El analista se ve invadido por sentimientos de angustia parecidos a los que experimenta el paciente ya que su Yo se ve afectado por los contenidos beta del paciente. Si esto sucede interpretara solo las fantasías destructivas del paciente olvidando lo libidinal y la reparación, lo cual no logrará la integración.

 

 

Por otro lado, si el analista hace consciente la contraidentificación proyectiva será capaz de interpretar las fantasías y emociones inconcientes del paciente de forma integrada.

El paciente desarrolla la capacidad de identificarse con el objeto contenedor, así la transferencia permite que el analizando logre una mayor integración de su vida psíquica. Según Bion el desarrollo de los sueños “que voltean la pagina” y su interpretación se viven como continente- contenido en donde al analista usa su capacidad de reverie para recibir las proyecciones del paciente y transformar los elementos beta del paciente en elementos alfa proporcionándolos de sentido. El analista es un “continente activo”. Así el paciente se identifica con esta función de continente y con la capacidad de reverie del analista para soportar la ansiedad como lo hace este último.

 

PROGRESO Y RETROCESO

Los sueños que voltean la pagina sorprenden profundamente al analista ya que estos muestran el conflicto y la fantasía inconsciente del paciente muy claramente, si son captados resultan de un gran progreso en el análisis.

 

Freud plantea los sueños como cumplimientos de deseo. A partir de 1950 en el libro de The Dream Discurse Today (Flanders) se le empieza a dar más importancia al un aspecto relacional en el análisis donde se le da énfasis a la transferencia y la contratransferencia, el modo en el que se vive al analista en el proceso analítico. “Es a través de los sueños que el paciente habla más sobre él mismo” Flanders.

 

Freud habló de las resistencias del paciente cuando este iba mejorando, el sueño paradójico es una forma de resistencia ante la mejora pues esto equivaldría a separarse del analista. El paciente busca demostrarle al analista-tratamiento como “sigue igual”. Los pacientes según Quinodoz tendrán expresiones como “todo la vida tendré que estar en análisis” o “creo que me volveré loco”, “cada vez estoy peor”.

En estos sueños se expresa la angustia de separación que despiertan los fines de semana, vacaciones,  y los fines de sesión. Así se reactiva el dolor psíquico y la ambivalencia.

 

La expresión de la ambivalencia permite al analista distinguir la agresión de la destructividad y ligarla con sentimientos positivos para restaurar la conexión entre amor y odio. Hacer consciente los sentimientos tanto de odio como de amor hacia el objeto permite al paciente entrar en el mundo simbólico del sueño sin ser invadido y paralizado por las emociones.

 

INTEGRACIÓN

Entre más integrados estén estos elementos el paciente manejara mejor la ansiedad de separación, la perdida de objetos y el sentimiento de soledad.

Según Quinodoz la capacidad de tolerar la soledad en momentos de integración nos esta hablando de una mayor cohesión.

Para distinguir si el paciente está logrando una mayor integración o todo lo contrario Quinodoz sugiere varios criterios a observar.

 

  1. La disminución de mecanismos proyectivos a favor de la introyección, en particular la identificación proyectiva.
  2. Suficiente capacidad para moverse de la posición esquizo-paranoide a la depresiva disminuyendo al uso de defensas primitivas como la escisión, omnipotencia y proyección.
  3. Percepción del analista como otro
  4. Predominancia del amor sobre el odio
  5. Una capacidad del paciente para tolerar la tristeza, culpa y los sentimientos de soledad.

 

 Caso clínico

Liza de 29 años acudió a tratamiento, después de un intento de suicidio desencadenado por una separación amorosa con su novio de 8 años Adolfo, con el cual era muy agresiva mostrándole sus deficiencias.

Este la “engañó” con su vecina, una mujer alemana que fungió como su mejor amiga dos años. Liza presentaba dificultades para integrar en su personalidad su color de piel, ya que es de raza negra y lo vivía como algo separado de ella “soy una mujer blanca en un cuerpo de negra”.

 

En las primeras sesiones Liza presentó rencor hacia la madre por no  haberle heredado “el color” adecuado, así mismo presentó ideas suicidas, acompañadas de un sentimiento de vacío por ya no estar con Adolfo. Se le interpretó como al perder a Adolfo, perdía todo lo que había depositado en él, es decir la proyección de sus deficiencias. Ahora la mirada y la agresión se tornaba hacia ella misma y se encontraba con sus propias deficiencias, su trastorno de identidad y su “orfandad”.

En las sesión siguiente, menciona que se acostó “no sé porque” con un amigo de la maestría que no le gusta. A este evento le siguieron varios encuentros sexuales. Se le señaló su necesidad de sentirse deseada así como el deseo de apaciguar los sentimientos de vacío, sacrificaba su sexualidad con tal de sentirse acompañada y el estar con “otros” era un especie de venganza hacia Adolfo.

Empezó a hablar de sus fantasías respecto a la vida actual de Adolfo “tiene novia, vive en la condesa, es feliz”, se le señaló como sentía que Adolfo se había quedado con todo lo bueno y ella se había quedado sin nada.

 

Después de lo anterior hizo una asociación con el aborto, cabe destacar que en la elaboración de la historia clínica me dijo que no había habido embarazos. Al relatar el aborto expresa haberse sentido como una prostituta en ese momento de su vida y estarlo sintiendo actualmente. Se le interpreta que ella siente que los hombres solo la buscan por el sexo “la emoción de acostarse con una negra” y su propia asociación negra- prostituta.

 

Posteriormente habló de lo perseguida que se sentía en la calle por su color. Se le interpretó que aunque si hay racismo en México, ella proyectaba en los otros su sentir, sentirse como prostituta (miradas lascivas), sentirse inadecuada, sentirse como la criada (madre).

 

Los pensamientos suicidas seguían siendo recurrentes, presentó un sueño en el que “va en un metrobus con un chico haitiano con el que estaba teniendo relaciones sexuales y con una prima. Estoy embarazada y tomé pastillas para abortar, pero no siento que se desprenda el feto, así que pienso que lo tendré”. Se le interpretó que este sueño se parecía mucho al embarazo de la madre, donde hubo un intento de aborto, pero como ahora era ella, no su madre, la que estaba decidiendo si vivir o no, y aunque en un inicio quería quitarse la vida, en el sueño decidía vivir.  Aceptó la interpretación diciendo que aunque era muy complicado para ella vivir, le gustaría aprender a hacerlo. Aquí se integran tanto los elementos agresivos como los libidinales. Asimismo se le interpretó el miedo en transferencia de sentir que yo la podía “abortar o dejar”.

 

A raíz de esta interpretación, siguen varias sesiones acompañadas de mucho llanto donde habla de lo inadecuada que se siente, del abandono del padre y el rechazo de la madre en su crianza, así como del miedo a la locura lo que indica un nivel regresivo.

 

En la sesión siguiente relata que se fue de fin de semana con una amiga e hicieron un trío con un chico extranjero. Se le señalan su excitación ante un cuerpo femenino y sus núcleos homosexuales en transferencia.

Posteriormente presenta un sueño en el que están Adolfo, ella y Mina en la cama. Se le interpreta el haber promovido la triada con Adolfo y Mina, los deseos homosexuales hacia Mina y el dolor de ser la excluida ahora. La sesión siguiente se mostró muy molesta con esta interpretación argumentando que no le gustan las mujeres y mucho menos Mina.

 

Se muestra devaluadora hacia la analista, por lo que se le interpreta que las mujeres están devaluadas en su entorno, su madre, ella y yo. En esta ocasión también se le interpreta que al sentirse más cercana a mi, tiene la necesidad de alejarme devaluándome. Se menciona tanto el deseo de cercanía como a temor a está.

 

Me parece que a raíz de esta interpretación presentó un sueño en el que “hay dos divanes en el consultorio y estamos acostadas platicando” se le interpretó el deseo de estar ambas en la misma posición para que yo la pudiese entender mejor, el deseo de sentirme más cercana como con su madre, con la que durmió en la misma cama hasta los 20 años, acompañado del temor al engolfamiento.

La paciente asoció con el hecho de sentirse dañina para su madre, ya que esta no pudo “hacer una vida y volverse a casar por su culpa”, también habló de sentir que había separado a la familia con la pelea y de ser dañina para Adolfo. Se le interpretó como este sentirse dañina también la hacia sentir poco digna de cariño, y despertaba deseos de dañarse.

 

Empezó a realizar entrevistas a varios exiliados para realizar su tesis de maestría. Habló de cómo percibía a todos los “negros” iguales, “hechos con el mismo molde”. Se le interpretó como ella teme el ser clasificada o juzgada por su color, pero como finalmente ella es la que juzga, no importando si es un diplomático, un mesero o un estudiante, finalmente todos son haitianos.

 

La sesión siguiente presentó un sueño: “soñé que estaba en una fiesta del instituto y yo no podía bailar bien, no sabía como y veía a Mina bailando con alguien y todos estaban esperando el súper baile de Mina y también estaba Adolfo y bailaba con otra Mina, ósea había dos Minas en la fiesta, me desperté angustiada.” Se le interpretó que esa etapa de su vida se sentía con muchas interrogantes, cómo se vive, como se baila, como encuentras pareja, como la mantienes y que en el sueño siente que Mina- terapeuta le puede dar la respuestas pero que también señala sus deficiencias. Se le interpretó también la relación gemelar de sus hermanos, al haber dos Minas existía también el deseo de mirarse en otro igual o parecido a ella, cosa que nunca tuvo en casa.

 

Presenta otro sueño en el que “estamos juntas en el patio de su casa, yo me estoy vistiendo y todo es muy pulcro, el pantalón muy bien planchado, y mis aretes, todo combina perfecto y ella está lavando ropa interior. Posteriormente la analista deja la llave del agua abierta desperdiciándose mientras se roba el detergente del vecino”.

Se le interpretó, que quizá sentía que yo no la entendía por que yo vivo en un mundo “pulcro” mientras ella vive en un mundo en donde “cada quien lava sus calzones”, representando los calzones lo intimo, que viene a mostrarme.

Por otro lado se le interpretó como sentía que yo desperdiciaba el agua como sus contenidos o los robaba.

 

Actualmente Liza estudia en el país de origen del padre y tiene sostiene una relación amorosa con una persona originaría de allá pero que conoció acá en el doctorado. Mantenemos sesiones vía telefónica.

 

IMAGEN: sxc / bizilagun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *