Función de los cuentos de hadas en los niños
Autor: Mina Shterenberg

 Si pensamos en cuentos de hadas, automáticamente recordamos nuestra niñez. Sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar porqué nos gustaba tanto que nos contaran estas historias o porqué un cuento en particular era el que queríamos escuchar cada noche. El propósito de este trabajo es descubrir que además de entretener, los cuentos de hadas tienen un sinfín de funciones para el niño.

Primero que nada, es importante definir lo que es un cuento de hadas ya que tiene ciertas características específicas. En pocas palabras se podría decir que un cuento de hadas es una narración de aventuras extraordinarias, y casualmente las hadas no siempre aparecen. Además es una historia ficticia donde los personajes además de ser personas también pueden aparecer duendes, gigantes o animales que hablan. Al cuento de hadas también se le conoce como cuento maravilloso o cuento mágico, esto debido a que las historias contienen situaciones fantásticas. Muchas veces, estos cuentos comienzan con fórmulas fijas como “Había una vez”. Además los hechos no suceden en un lugar específico, sino en “un lugar remoto” y tampoco se utilizan fechas.

Los cuentos de hadas no han existido siempre de la manera en la que los conocimos, es decir en libros. Estos cuentos se han ido transmitiendo de generación en generación por medio de la tradición oral. En los siglos XVII y XVIII, Charles Perrault (un escritor francés) se dedicó a darle forma literaria a cuentos clásicos infantiles. A los 55 años escribió «Historias o Cuentos del pasado», mejor conocidos como «Los cuentos de la mamá Gansa», en donde se encuentran la mayoría de sus cuentos más famosos. Al final de cada relato, incluía una moraleja referente al contenido de cada historia. Además de que para dar esperanzas a la gente, por lo regular incluía finales felices en sus escritos.

Posteriormente en los siglos XVII y XIX, Jakob Grimm y Wilhelm Grimm, mejor conocidos como los hermanos Grimm, que decidieron recopilar estos cuentos y publicarlos. Su primer libro fue llamado “Cuentos para la infancia el hogar”. Posteriormente ampliaron su colección y publicaron lo que se conoce como “Cuentos de hadas de los hermanos Grimm”. Entre sus cuentos más conocidos se encuentran: La bella durmiente, Blancanieves y los siete enanos, Caperucita Roja, La cenicienta, Rapunzel, Los tres pelos de oro del diablo, El sastrecillo valiente, Pulgarcito, entre muchos otros.

Luego, en el siglo XIX, Hans Christian Andersen, un escritor y poeta danés, empezó a ser conocido por sus cuentos para niños. Poco a poco la fama de sus cuentos de hadas fue creciendo. Curiosamente aspiraba en convertirse en novelista y dramaturgo, ya que no tenía demasiado interés en sus cuentos de hadas. Sin embargo, es por esos cuentos que es reconocido hoy en día.

Después de esta breve introducción a los cuentos de hadas, hablaré de cómo influyen en la vida del niño. Muchas veces el irse a dormir genera en el niño angustia debido a que tiene que separarse de su madre. Los cuentos de hadas son un espacio transicional que mantiene la relación entre la madre y el hijo, y le permite al niño poder dormir. El niño queda tranquilo cuando la madre le cuenta un cuento, ya que éste la representa a ella. Es como la madre nutricia que le da leche al niño. Es importante la manera en que la madre cuenta el cuento, al igual que en el momento de alimentar al niño.

Por otro lado, los cuentos de hadas están muy relacionados con la fantasía. En este aspecto es importante recordar que las fantasías inconscientes están siempre presentes y siempre activas en todo individuo. Aunque para Freud las fantasías inconscientes surgen después del segundo o tercer año de vida, para Melanie Klein, la fantasía inconsciente es la expresión mental de los instintos y por consiguiente existe desde el comienzo de la vida.

Crear fantasías es una función del yo. Supone que desde el nacimiento el yo es capaz de establecer relaciones objetales primitivas en la fantasía y en la realidad. (Segal). La fantasía no sólo es una fuga de la realidad; es una concomitante constante e inevitable de las experiencias reales, en constante interacción con ellas. También es una defensa contra la realidad interna. Además, algunas fantasías se pueden utilizar como defensa contra otras fantasías. La estructura de la personalidad está determinada en gran parte por las fantasías más permanentes del yo sobre sí mismo y los objetos que contiene.

En cuanto a la relación con el juego en el niño, se puede observar que muchas veces el niño representa en el juego las historias de los cuentos de hadas. El juego es de vital importancia ya que como dice Freud en “El poeta y los sueños diurnos”, cuando el adulto deja de jugar empieza a fantasear, sueños diurnos.

Por otro lado, en los sueños de los niños, de acuerdo a Freud éstos son breves, claros, coherentes y de fácil comprensión. Para entender estos sueños no se requiere de ningún análisis, de ninguna aplicación de una técnica. No hace falta preguntarle nada al niño que cuenta su sueño. En todos los casos hay una vivencia del día anterior que nos explica el sueño. El sueño de un niño es la reacción a una vivencia del día, que ha dejado un deseo incumplido. El sueño brinda el cumplimiento directo, no disfrazado, de ese deseo.  Asimismo en el cuento la realización de deseo se expresa abiertamente. Los sueños de los niños son plenamente comprensibles y se captan con facilidad. En el sueño hay pulsiones internas  que no han encontrado alivio. En el cuento  se proyecta el alivio de todas las pulsiones, y promete una solución feliz.

En cuanto a las funciones de estos cuentos a nivel psíquico es importante saber que la literatura que se les lea va a aportar herramientas para su vida. Aunque los cuentos de hadas no hablan acerca de la vida moderna, son útiles para aprender acerca de los problemas internos y soluciones correctas, a un nivel que el niño lo entiende. El cuento se cuenta en las noches porque es cuando emergen los contenidos inconscientes. Además, ayuda a transmitirles las ventajas de una conducta moral a través de historias en vez de conceptos éticos abstractos. Es el que le permite calmar sus temores, aliviar sus angustias, encontrar nuevas salidas a las incógnitas que se plantea. El mensaje que los cuentos de hadas trasmite a los niños es que la lucha contra las serias dificultades de la vida es inevitable pero si uno no huye, sino que se enfrenta a las privaciones inesperadas, y a menudo injustas, llega a dominar todos los obstáculos alzándose, al fin, victorioso.

Aportan mensajes tanto a nivel consciente, preconsciente e inconsciente que tienen que ver con temas como la solución de problemas, el complejo de Edipo, la angustia de separación, la rivalización con los hermanos, renunciar a la infancia, tener un sentido de identidad, frustraciones narcisistas. Se ven las pulsiones del ello y como el yo y el superyó las satisfacen, además de que se relacionan con los problemas infantiles del crecimiento.

El que un cuento sea más importante para un niño que para otro depende de su desarrollo psicológico y problemas en ese momento. Dan un mensaje de que existe una vida buena, a pesar de las adversidades. Ya que por lo general es la madre la que le cuenta a su niño cuentos, este espacio entre madre-hijo ayuda al vínculo entre ellos. Es una forma en la que la madre «nutre» al hijo, como al darle leche. Cuando recordamos de grandes cuando nos contaban cuentos de pequeños, por lo general nos acordamos de nuestra mamá. Debido a que la mente de un niño no funciona igual que la de un adulto, se necesitan de formas adecuadas para que el adulto le pueda transmitir a su hijo diferentes cuestiones como la ética. Así como el niño depende de sus padres para poder sobrevivir, depende de ellos en gran parte la formación de su aparato psíquico. Como dice Bettelheim, “El niño necesita que se le dé la oportunidad de comprenderse a sí mismo en este mundo complejo con el que tiene que aprender a enfrentarse, precisamente porque su vida, a menudo, lo desconcierta”.

Cuando un niño pide que se le cuente el mismo cuento una y otra vez es porque le está dando sentido y de esa manera lo elabora. También ayudan a fomentar la imaginación y la creatividad. (Función del yo). Los cuentos de hadas suelen plantear de modo breve y conciso un problema existencial y ayudan a construir y fortalecer la personalidad de los niños, ya que éstos se identifican con el héroe o protagonista, que pasa por una serie de pruebas pero finalmente logra cumplir su objetivo.

La mente del niño está polarizada al igual que los personajes de los cuentos. Hay un personaje bueno y otro malo, pero no son ambivalentes. De esa forma le es más fácil al niño entender entre lo bueno y lo malo. Aunque muchos padres quieren que sus hijos sólo conozcan lo «bueno»,  deben de conocer lo «malo» también ya que la vida no es unilateral ni siempre agradable, esto entra en conflicto con la psique del niño porque él sabe que no siempre es «bueno».

Para ejemplificar lo mencionado anteriormente escogí el cuento de Blancanieves para hacer un análisis de los mensajes que éste manda a los niños, de acuerdo con Bettelheim. Aunque existen diferentes versiones de este cuento aunque el mensaje sea el mismo. Se hablará acerca de la versión de los Hermanos Grimm. Los datos que son importantes recordar acerca de este cuento son:

  • Había una reina que mientras veía a través de la ventana con marco negro la nieve. Se pinchó el dedo y cayeron tres gotas de sangre sobre la nieve.
  • Pensó: «me gustaría tener una niña tan blanca como la nieve, tan roja como la sangre y con el cabello tan negro como la madera de esta ventana».
  • Al poco tiempo tuvo una hija con esas características y la llamó «Blancanieves».
  • Al poco tiempo que nació Blancanieves su madre murió.
  • Su padre se casó un año después.
  • Su madrastra adquiere sus típicas características de cuento después de que Blancanieves cumple 7 años y empieza a crecer.
  • Es cuando la madrastra se empieza a sentir amenazada por Blancanieves.
  • El narcisismo de la madrastra se representa por el espejo mágico. Se siente amenazada  por la belleza de Blancanieves.
  • También se siente amenazada por el crecimiento de Blancanieves porque eso significa que está envejeciendo.
  • No se sabe nada de su historia mientras vivía en su casa ni de su relación con el padre.
  • Se puede suponer que lo que enfrenta a la madrastra (madre) y ella es la rivalidad por el padre.
  • La madrastra le pide a un cazador que lleve a Blancanieves al bosque y la mate. Y le pide que le traiga su corazón como prueba.
  • El cazador sintió compasión y la dejó escapar. Mató a un jabalí y le llevo el corazón a la madrastra.
  • Blancanieves corrió por el bosque donde encontró una casa a la que entró.
  • En la casa todo era pequeño y habían siete sillas, siete platos, etc.
  • Los enanos le ofrecieron quedarse en su casa a cambio de limpiar y preparar la comida.
  • La madrastra al preguntarle al espejo quién era la más bella se dio cuenta de que Blancanieves no había muerto, e intentó varios planes para matarla.
  • Los enanos pensaron que Blancanieves murió envenenada por una manzana y la pusieron en un féretro de cristal.
  • El príncipe se enamoró de ella, al llevarse el féretro un sirviente se tropezó y salió volando el pedazo de manzana y Blancanieves despertó.
  • El príncipe le pidió que se casaran.
  • La madrastra asistió a la boda sin saber que era de Blancanieves. Al verla se enojó tanto que se murió de repente.

Después de mencionar los datos principales de la historia de Blanca Nieves, se puede ver que el evento de las gotas de sangre prepara al niño para situaciones como la menstruación y cuando en la relación sexual se rompe el himen. Es una condición previa a la fecundación y posteriormente al nacimiento se liga a un suceso «feliz». En la mente del niño se encuentra escindido la «madre buena» y la «madre mala», en los cuentos se representan como la madre buena idealizada y la madrastra malvada. De esa manera le resulta menos amenazante al niño.

La reina repite lo que ocurre en el mito de Narciso, al quedar enamorada de ella misma. Mientras el niño es totalmente dependiente, y es parte del progenitor, no hiere ese narcisismo. Pero con el crecimiento la figura paterna narcisista lo vive como amenaza. De esta historia se puede aprender como el narcisismo llega a destruir. La figura masculina se ve representada por el cazador que en lugar de matarla le salva la vida. (Finge someterse a la voluntad de la madrastra pero contradice sus deseos por amor a Blancanieves). A nivel inconsciente el cazador es un símbolo de protección. Finalmente, al comer la manzana, Blancanieves mata a la niña dentro de ella, y ese período que está en el ataúd la prepara para la madurez, y posteriormente se casa.

Para concluir este trabajo, quisiera mencionar que llama la atención que aunque es un tema muy importante en el desarrollo del niño, no se encuentra mucha bibliografía que tenga que ver con la relación de los cuentos de hadas en la vida del niño. Me es difícil saber la razón pero creo que eso da la oportunidad a que se haga más investigación en este tema y que las analistas que trabajen con niños puedan ver cómo los cuentos son parte muy importante en los niños.

Bibliografía

  • Bettelheim, B. (1975) Psicoanálisis de los cuentos de hadas. Buenos Aires, Argentina. Editorial: Biblioteca de bolsillo.
  • Freud, S. (1908) La novela familiar de los neuróticos. Volumen 9 Obras completas. Buenos Aires. Madrid. Editorial: Amorrortu Editores.
  • Freud, S. (1907) El creador literario y el fantaseo. Volumen 9 Obras completas. Buenos Aires. Madrid. Editorial: Amorrortu Editores.
  • Freud, S. (1915) 8ª Conferencia: Sueños de niños. Volumen 15 Obras completas. Buenos Aires. Madrid. Editorial: Amorrortu Editores.
  • Moreno, J. (2002) Ser humano. La inconsistencia, los vínculos, la crianza. Editorial: Libros del zorzal.
  • Pulaski, M.A.S. (1989) El desarrollo de la mente infantil según Piaget. Barcelona, España. Editorial: Paidos.
  • Segal, H. (1964) Introducción a la obra de Melanie Klein. Editorial: Paidos.
  • Winnicott, D.W. (1971) Realidad y juego. Barcelona, España. Editorial: Gedisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *