Familia en psicoanálisis: un modelo de Meltzer
Autor: Claudia Rule
La familia es una institución de gran importancia para el desarrollo social e individual de todas las personas. En psicoanálisis, la tomamos en cuenta y trabajamos con los vínculos que se forman en su interior. Meltzer y Harris, proponen un modelo psicoanalitico, sobre el rol educativo de la familia.
 
Este modelo fue desarrollado como parte de un proyecto para ayudar familias en su tarea educativa. Describe de forma ambiciosa y original, desde un punto de vista genuinamente psicoanalítico (realidad interna), los diferentes modos de aprender accesibles para el niño dentro de sus círculos externos: la familia y la comunidad. La estructura de los diferentes modelos de familias, tienen raíces profundas en la realidad psíquica, no en los valores políticos, ni sociales del momento. Es por esto que el modelo es de carácter universal y puede servir internacionalmente, ya que se basa en valores permanentes.
 
La educación, tiene una unión entre la condición infantil y la adultez, así como la unión entre mundo interno y mundo externo : el desarrollo interno del self, va a repercutir útilmente en el exterior, en la sociedad. En el modelo, la familia es vista como una institución educativa, aunque ésta no sea su única función, ya que es responsable de otros aspectos como la nutrición emocional y la crianza, a parte de tener una identidad no-institucional.
 
Desde que Bion puso “aprender de la experiencia” en el corazón del modelo post Kleiniano de la mente, el concepto de “conocimiento” (Knowledge-K) se ha puesto al frente de todos los procesos mentales y por lo tanto del desarrollo de la personalidad. Las siguientes preguntas fueron claves para el desarrollo del modelo
¿Cuáles son los tipos de conocimiento adquirido por el niño y cuál es la manera en que lo adquiere? ¿Cómo afecta en la adquisición del conocimiento la interacción con la familia y la cultura?.
 
Para responder las preguntas, Meltzer incorpora el tradicional foco Kleiniano en la envidia y la gratitud;  pone la dimensión epistemológica en el centro de todas las demás dimensiones de la vida mental, incluyendo también diferentes perspectivas de cómo se maneja el dolor psíquico. En lugar de tomar el viejo concepto de las defensas, el enemigo es visto en términos de “mentiras”, que son el veneno de la psique. Las mentiras son adoptadas como base para los valores, actitudes, juicios y acciones. En el inconsciente, su forma más primitiva es la aceptación de símbolos falsos para representar una situación emocional. Las mentiras afectan la capacidad individual para observar verdaderamente, no sólo el mundo interno, sino también el mundo externo, lo cual quedó fuera de la película psicoanalítica cuando se asumió que el mundo externo era de alguna forma, obvio y objetivo, visto por todos de la misma forma. Ahora el proceso de conocimiento enfatiza que la capacidad para observar diferentes tipos de “realidad”, no es automática, sino que depende de los vínculos hechos entre las cualidades innatas del niño y su ambiente.
 
Lo que hace que este modelo sea realmente psicoanalítico, es que toma en cuenta diferentes esferas que indican cómo el aprendizaje y la organización de la personalidad – gobiernan y son gobernadas – por fuerzas ambientales en la vida del niño.
 
El modelo busca mediar el flujo de energía dentro y  entre las tres esferas que se proponen:
 
• La esfera individual
• La esfera familiar
• La esfera de la comunidad (escuela)
 
El modelo cuenta con un diagrama, que ofrece visualmente una forma de delinear puntos de contacto entre el niño, su ambiente  familiar y su comunidad. Cada evento o relación que el niño se encuentra en el mundo, tendrá un significado subyacente que afectará sus valores y comprensión del mundo de una forma positiva o negativa. Estos puntos de contactos son descritos en el modelo. Es “la liga”,”el contacto”,“el vínculo”, lo que necesita ser investigado, en lugar de, como generalmente se hace, atribuir elogios o culpas a un lado o al otro, ya sea por un evento traumático o por una inadecuación de la figura parental o del niño.
 
En el diagrama del modelo, hay movimiento de forma longitudinal (del pasado-al futuro), desde y hacia el centro (dinámica y geográficamente) y en sentido de las manecillas del reloj y viceversa (económica y epistemológica). Todas actúan unas sobre otras, simultáneamente, para crear la estructura de la personalidad total que funciona a diferentes niveles, tanto íntima como socialmente y fundada sobre la condición preliminar de soma-psique que llamamos temperamento.
 
Meltzer, como Bion, ve a la personalidad dotada de aspectos físicos y psicológicos, acompañados de otras cualidades especificas que no deben ser lamentadas o congratuladas, simplemente se deben conocer “K” para que la personalidad las pueda utilizar de forma constructiva. Lo que intenta describir el modelo principalmente es la forma más exacta en la que se experimenta el aprendizaje y se adquiere el conocimiento.Hay dos grandes categorías de K: el conocimiento dirigido a comprender el mundo y el conocimiento que busca controlar al mundo. Los motivos de un individuo para comprender el mundo externo, son los mismos que para comprender el mundo interno, ambos contrastan con los motivos para controlar a los objetos ya sea internos o externos. El modelo busca describir y conocer lo que esta pasando realmente en el niño o su familia o su comunidad, no lo que aparentemente esta pasando.
 
Uno de los fenómenos principales en todas las concepciones psicoanalíticas, es el manejo de dolor psíquico. Hay formas constructivas y no-constructivas de manejarlo que se pueden observar en el desarrollo de cualquiera. Dolor persecutorio (amenaza al self), confusional (amenaza a la capacidad de pensar)  y depresivo (amenaza a objetos de amor) son los que ponen las diferentes esferas del modelo en movimiento. El dolor se pasa de forma serial en cualquier grupo social, por lo que siempre nos debemos preguntar “¿De quién es ese dolor? Las formas en las que se maneja el dolor se originan en la mente individual, y están fuertemente ligadas a la estructura de personalidad. Esta a su vez interactúa con un mundo de circunstancias que gradualmente adquiere identidad.
El modelo va mas allá de los roles prototípicos de la familia nuclear (madre, padre, hijos, bebé) se centra mas bien, en roles femeninos o masculinos, dependientes  o independientes y las funciones que son llevadas a cabo por los miembros de una familia sin importar el número de integrantes, edad o sexo. Es decir, un padre puede cumplir funciones maternas o un bebé puede desempeñar una función adulta para la familia. También se explica en el modelo cómo la organización de la personalidad individual puede fluctuar entre un estado mental adulto (capaz de aprender de la experiencia y sentirse responsable por el mundo) y un estado mental infantil (que aprende a través de la identificación proyectiva).
 
Sólo el estado mental adulto es capaz de aprender de la experiencia y sentirse responsable por el mundo, ya sea desde lo masculino o femenino o desde un balance entre ambos. Cada forma de aprendizaje individual, desde lo más regresivo hasta lo mas progresivo, tiene su paralelo en los amplios círculos familiares y comunitarios. El modelo también toma en cuenta la metapsicología y explica al individuo, a la familia y a la comunidad considerando las seis dimensiones de la vida mental: estructural, dinámica, económica, genética, geográfica y epistemológica. Definiendo las fuerzas que median el flujo dentro y entre estas tres esferas, permitiendo una descripción sistemática de los movimientos de crecimiento y regresión.
 
En este trabajo, nos enfocaremos a hablar de dos aspectos específicos del modelo:
 
La dimensión epistemológica (diferentes categorías de aprender) y la organización familiar (diferentes tipos de familia).
 
A partir de la descripción de la dimensión epistemológica de la mente desde la perspectiva post- Kleiniana, los autores proponen 5 formas íntimas en las que se adquiere el conocimiento:
 

  1. 1.    Aprendiendo de la experiencia

 
Esta forma de aprendizaje fue descrita por Bion, incluye ser participante en una experiencia emocional de tal forma que se de una modificación en la personalidad.
La persona se convierte en algo que no era antes, por ejemplo en una “caminador” en el caso de un niño pequeño, o en un “doctor” en el caso de un adulto.
 

  1. 2.    Aprendiendo por identificación proyectiva

 
Incluye una fantasía omnipotente de entrar y tomar control de las cualidades mentales y habilidades de la otra persona. Debido a que la concepción del “otro” es limitada y ya que la proyección lo impregna con cualidades del sujeto, el resultado del aprendizaje es algo caricaturesco. Cuando la identificación proyectiva se hace con un objeto interno, cualidades omnipotentes y actitudes críticas o moralistas predominan.
 

  1. 3.    Aprendiendo por identificación adhesiva

 
Incluye una fantasía inconsciente de “pegarse” a la superficie del objeto, el resultado de la identificación logra sólo una apariencia social y toma los atributos de una imitación tonta en apariencia y comportamiento. Esta forma de aprendizaje se caracteriza por cierta inestabilidad y tiende a colapsar bajo estrés. Es un aprendizaje voluble. Cambia fácilmente a nuevos objetos de interés inmediato o apego.
 

  1. 4.    Aprendiendo por “scavenging” (buscar comida, buscar basura, hurgar, escarbar, recoger)

 
Representa a la parte envidiosa de la personalidad, que no puede pedir ayuda, ni aceptarla con gratitud. Tiende a observar todo tipo de habilidad y conocimiento como esencialmente secreto y mágico en su forma de controlar a la naturaleza y a las personas. La persona que aprende de esta forma, esta atento viendo y escuchando cualquier artículo que sea desechado, de tal forma que no es necesario un “por favor” o un “gracias”. Por lo mismo, se siente triunfante sobre la estupidez del otro por revelar la fórmula.
 

  1. 5.    Aprendiendo del delirio.

 
En este aprendizaje se cree que cualquier cosa que sea revelada por la naturaleza o por el hombre no tiene valor alguno y que solo lo que esta escondido y por lo tanto oculto tiene valor. Observa evidencias en las sutiles diferencias, mientras hace a un lado lo aparente y construye un mundo que es esencialmente anti-natural.
 
Estas 5 formas de aprendizaje son esencialmente autónomas en su implantación y expresan ya sea la sed por el conocimiento y la comprensión, o su contraparte, la curiosidad intrusiva. En contraste a estas 5 está: “aprendiendo acerca del mundo”, su fuente está en las motivaciones de un maestro. Sus métodos son aquellos del entrenamiento animal, su éxito depende de la docilidad y las competencias del sujeto. Los logros de este aprendizaje no tienen un efecto profundo en la persona, sino mas bien funcionan como decoración social y sirve para adaptarse a las demandas del ambiente. Tienen poca conexión con metas máximas o definitivas o con principios éticos.
 
Por otro lado, para explicar los 5 tipos de familia que propone Meltzer es importante hablar de la clasificación que hace en términos de roles y funciones.
Se debe tomar en cuenta que estas no se hacen desde un punto de vista sociológico, sino que son extrapolaciones de estudios psicoanalíticos sobre la estructura interna de la personalidad.Como ya se mencionó, y debemos retomar:  uno de los conceptos centrales en este modelo es el problema de la contención y distribución del dolor psíquico que esta conectado al crecimiento y desarrollo de los miembros de una familia y comunidad.
 
Se puede tomar como principio psicoanalítico la visión de que no existe progreso sin dolor, y por lo tanto cualquier regresión en la personalidad incluye la re-movilización del dolor psíquico.En consecuencia todos los miembros de la familia tendrán una forma de “crecer”, “ser estables” y “hacer regresiones”. Se debe entender que esto tiene una relación directa con el nivel de capacidad para tolerar el dolor psíquico de cada individuo.
 
Los roles titulares que se consideran son clásicos:
 
• Padres – El bebé – El niño pre-escolar  – El niño en edad escolar – Adolescentes – Abuelos
 
Las funciones que nos interesan son:
 
• Función generadora de amor – Función promulgadora de odio
• Función promotora de esperanza – Función sembradora de desesperanza
• Función contenedora de ansiedad – Función que emana ansiedad persecutoria
• Función creadora de confusión – Función pensante
 
Cualquiera de estas funciones puede ser implementada por acciones o comunicaciones, de forma abierta o cubierta. A través de la verdad o de mentiras. En dado momento estas funciones tienden a ser delegadas a los miembros individuales de la familia, atrayendo hacia ellos un conflicto funcional con su opuesto. Cuando un individuo se pega a otro para que este lleve a cabo la función por él, se hablará de una dependencia funcional. Las funciones pueden ser asumidas por el individuo o pueden ser impuestas por otros miembros. Las funciones pueden estar en una inactividad transitoria, nadie se hace cargo de ellas y crean un foco de caos que trae consigo mucha ansiedad. Es importante tomar en cuenta que este modelo no busca presentar un concepto de ideal, mas bien busca presentar un modelo altamente dinámico para comprender los procesos de vida de los individuos, las familias y las comunidades.
 
Por lo tanto, las siguientes 5 descripciones de organización familiar se deben considerar en dos sentidos: como la descripción de un estado momentáneo y  como una tendencia general.
 

  1. 1.    la familia pareja

 
Se llamará así a la familia que este encabezada por una pareja (no necesariamente los padres). Se encargarán entre ambos de llevar las funciones de generar amor, promover esperanza, contener el dolor depresivo y pensar. Los demás miembros serán dependientes de que la pareja cumpla con esas funciones. La pareja ayuda a que los hijos modulen el dolor psíquico, para contribuir a su constante crecimiento y desarrollo. La pareja entrará en conflicto con cualquier miembro que promulgue odio, desesperanza, emane angustias persecutorias o cree confusión; con el interés de proteger a los miembros que dependen de ellos y de sus funciones.
 
Para que la pareja pueda cumplir con sus funciones, tendrá la necesidad de retirarse y tener momentos de privacidad, que suponen ser sexuales y misteriosos. Cuando la pareja se separa, se crea una atmosfera de inestabilidad y posible peligro. Por otro lado, la historia de la pareja es de interés mitológico para los miembros dependientes, ya que a partir de esta le dan forma a sus esperanzas futuras. Las cuatro funciones introyectivas de la pareja (amor-esperanza-dolor-pensar), no son ni femeninas, ni masculinas, sin embargo tienden a alinearse con la figura maternal de la pareja, quien recibe la carga de las proyecciones de los niños, siendo el padre o la figura paterna el último en línea para recibir el desperdicio psíquico.
 
La ansiedad catastrófica de los miembros dependientes, tiende a centrarse en la madre, sin importar la intensidad de cariño o ansiedades depresivas, que se sientan por el padre. Debilidad por parte de la figura paterna, es tomada como evidencia de que el sistema esta sobrecargado de odio y persecución proyectada, y promueve la polarización entre los miembros dependientes y la tendencia a que exista en la familia un chivo expiatorio. Es necesario que todos los miembros de la familia crezcan y se desarrollen lo mejor posible, ya que esto le da un sentido de  seguridad y estabilidad necesarios para esta familia.
 
La relación de esta familia con la comunidad, se da a través de sus miembros como individuos que se mueven en su trabajo, escuela, etc. Su identidad individual es secundaria, ya que su identidad familiar (apellido) tiende a ser más importante, ya que contribuyen a los valores y comportamientos de su comunidad. La gran vulnerabilidad de esta familia reside en la identidad única de cada individuo. La muerte de alguno de los miembros o un aborto parece ser intolerable y puede romper con la cohesión y relación entre ellos. (“somos 5”)
 

  1. 2.    Familia matriarcal

 
Esta familia es en la que la figura materna (generalmente la madre, pero no necesariamente) parece atribuirse a ella misma todas las funciones introyectivas. El motivo para que se de este tipo de familia, puede radicar en una inadecuación, ausencia o debilidad por parte de la figura paterna. Así como puede indicar una gran fuerza o vitalidad por parte de la mujer. Si esta vitalidad o predominio de la mujer tiene una fuerza hostil hacia lo masculino, entonces lo matriarcal va a tener mas bien tintes de una familia “girl-gang” o de tipo delincuente. También puede ser posible, que la madre combine en si misma aspectos o atributos bisexuales, es decir carácter, fuerza, habilidades y actitudes tanto masculinas como femeninas, en tal caso, la familia seria mas de tipo pareja, que matriarcal.
 
En comunidades donde la familia matriarcal es tradicional, la función paterna es llevada a cabo por abuelos o tíos. Cuando el padre esta ausente por muerte o por necesidad por un tiempo, su presencia como un objeto ausente puede cumplir con la función necesaria en espíritu, mientras que las funciones psicológicas son distribuidas entre figuras masculinas cercanas. Esta familia, generalmente busca en la comunidad la función y servicios paternos, cuando no los encuentran cerca.
Dar por un hecho la benevolencia y generosidad de la comunidad, sobre todo de las figuras masculinas o de autoridad, puede generar dependencia hacia la comunidad, (banqueros, trabajadores sociales, doctores) la familia crea un vínculo íntimo, para recibir de ellos lo que no recibieron del padre.
 
La atmósfera en casa es de una disciplina que se transmite a través de la culpa. Los estándares de crecimiento y desarrollo tienden a ser más moralistas, y aspiran hacia una adaptación de supuestos estándares de la comunidad.“El qué dirán” es más importante, y de un modo persecutorio, ya que el estatus moral de la madre está en cuestión. Esto se intensifica si la madre esta divorciada o si los hijos son ilegítimos. El resultado puede ser un desajuste de tipo anti-social. Al mismo tiempo las ansiedades psicóticas no son suficientemente contenidas por una estructura matriarcal. Es muy difícil para la figura matriarcal llevar a cabo las cuatro funciones introyectivas. Puede llevar una o dos.
 

  1. 3.    Familia Patriarcal

 
Aquí la figura masculina es muy dominante, particularmente si la madre está incapacitada (alcoholismo o depresión); o porque este diagnosticada con alguna enfermedad. Si existe bisexualidad en la figura paterna, puede ser mas bien una familia pareja. El patriarca se impone, como una padre agresivo y con un carácter grandioso. Hay un tipo de bullying, por parte de esta figura y es cruelmente punitivo (palabras o golpes). La religión puede funcionar como un aval para mantener la autoridad del padre.
 
Surge un sistema feudal con un control económico en el centro. Los adolescentes se escapan rápido de este tipo de hogar, volviéndose “unos malagradecidos” para el padre. Sin embargo las mujeres pueden quedarse atrapadas en una forma sumisa y masoquista de relación. De esa forma pueden proteger a hermanos menores de la dureza del padre, pero al mismo tiempo se quedan atrapadas en una relación inconsciente erótica con el padre. (tienden a buscar eso en sus matrimonios)
 
La relación con la comunidad es de orgullosa independencia, sin embargo, el padre no se da cuenta de la dependencia de fondo de los miembros, ya que necesitan y buscan nutrición y afecto por parte de otros miembros de la comunidad (maestros, vecinos). También se observa un clara denigración hacia las figuras femeninas, la ternura es igual a debilidad. La mentira es el peor crimen, ya que amenaza fácilmente con hundir a la familia en una atmósfera paranoide. Sin embargo, la bondad del padre, en términos de confiabilidad, desinterés, abnegación y devoción hacia sus hijos, puede salvar la atmosfera de una melancolía.
 
El padre puede llevar a cabo algunas de las funciones introyectivas, particularmente promover la esperanza, contener la depresión y/o pensar, en caso de que sea un hombre educado. El patrón más común es que el amor llegue a los hijos por parte de un abuelo o abuela. En este tipo de familias, es menos probable que se gesten delincuentes o psicóticos a diferencia de la familia matriarcal. (la familia patriarcal tiende a tener más ayuda que la matriarcal).
 

  1. 4.    Familia “gang”

 
Tanto la familia patriarcal, como la matriarcal puede caer fácilmente en un estado narcisista y de formación de pandilla. Las figuras parentales estén fuertemente impulsadas por identificaciones negativas y narcisistas. Esto se observa en personas que han establecido una independencia temprana de sus padres, por ser considerados poco capaces o malos. El paternaje es visto como algo negativo, (crítica hacia los abuelos). Las tendencias positivas son construidas intelectualmente, ya que los padres no logran comprender, ni sensibilizarse frente a los sentimientos y ansiedades de los hijos.
 
Existe una determinación subyacente por parte de los padres a tener la razón y a demostrar su superioridad. Promulgan una necesidad urgente de hacer que sus hijos se conformen y cumplan con sus expectativas, ya sean de bondad, independencia o de logro. Las funciones introyectivas tienden a ser simuladas, mas que llevadas a cabo, así que los roles titulares y su dramatización remplazan las funciones genuinas. Sentimientos amorosos son remplazados por seducción  e indulgencia. La esperanza es simulada de una forma maniaca y de jovialidad, de tal forma que se niegan las angustias y sentimientos depresivos. El pensar es remplazado por slogans, chlichés y dichos superficiales.
 
La familia no está dispuesta a aceptar su dependencia frente a la comunidad, pero adopta una actitud de delincuencia y de robo hacia las facilidades y servicios potencialmente disponibles. Evaden sentimientos de culpa, proyectando toda la responsabilidad y por lo tanto se quedan con mucha tensión y alertas (retaliación).
Son hábiles para mentir. El liderazgo en esta familia puede pasar fácilmente de manos de un padre hacia un hijo inteligente, quien funciona como un primer ministro del padre o madre.
 
Tienen una actitud principalmente agresiva hacia la comunidad. Sin embargo pueden caer en una relación ambigua, ya que por un lado pueden ser desafiantes, pero también buscan aceptación. Son ambiciosos pero al mismo tiempo orgullosamente  tacaños. La consecuencia en sus miembros es que sus logros son pocos y tienen un aprovechamiento desbalanceado en la escuela. Cuando logran hacer racionalizaciones para poner la responsabilidad en las instituciones sociales o en la escuela lo hacen y de forma agresiva. Hay una fuerte tendencia de que los hijos presenten fobia escolar.
 

  1. 5.    Familia invertida

 
Esta es una familia hostil, en la que una o las dos figuras parentales son psicóticas o perversas o criminales. La inversión de los valores pone a la familia en un una relación desafiante con la comunidad y sus valores. Así se aíslan y quedan sin mucha posibilidad de crecimiento y desarrollo. Debido a que los miembros de la familia son esquizoides, su economía es precaria y tienden a la ilegalidad. Se pueden observar problemas de robo, criminales, prostitución, corrupción, alcoholismo, drogadicción, perversiones.
 
Las funciones introyectivas, y por lo tanto pensar o planear están prácticamente ausentes. El dolor psíquico es principalmente persecutorio y tiende a circular intra-familiarmente, encontrando una salida eventualmente en las acciones predatorias hacia la comunidad. Las figuras fuertes, son tiranas, por lo que se promueven la identificación proyectiva con ellas. Las relaciones están plagadas de rivalidad agresiva, confusión y ansiedad persecutoria. Existe una tendencia a moverse hacia el caos. Los niños no logran integrarse en la escuela o en la comunidad. Tienen creencias bizarras, supersticiones o delirios, junto con tendencias sexuales perversas y suicidas.  Pueden acercarse fácilmente a sectas religiosas o practicas satánicas. El odio paranoide esta presente todo el tiempo.
 
Este trabajo es sólo una probadita de la propuesta que hace Meltzer en su libro, que nos permite a los psicoanalistas reflexionar e incluir en nuestra labor, una escucha con esta amplitud y propuestas teóricas; lo cual sin duda, puede enriquecer nuestro trabajo clínico.
 
Bibliografía
 
 

  • Meltzer, D., Harris, M. (2013) The educational role of the family. A psychoanalyitical Model. Karnac, Gran Bretaña.

 

  • Ferrro, A. (1999) The bi-personal Field. Experiencies in child analysis. The new library of psychoanalyisis. London
Imagen: Morguefile/Sgarton

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *