web analytics

Cine y Psicoanálisis: Comentario a la película “Aquarius”

5 mayo, 2017 Posted by SPM

Aquarius

Director: Kleber Mendoça Filho

Año 2016

MV5BMjg0NTc2MTM4M15BMl5BanBnXkFtZTgwMjIyMjc4ODE@._V1_UY1200_CR122,0,630,1200_AL_

 

Por Mirella Abou Atme

Aquarius es la elogiada película brasileña y estrenada en la competencia oficial del festival de cine de Cannes, es una cinta realizada por el director Kleber Mendonça, Y que se público entre las mejor criticadas en el encuentro de gala sobre todo por su protagonista Sonia Braga quien fue candidata a la Palma a la mejor actriz. Clara es una mujer valiente, que pertenece a una familia tradicional de la izquierda brasileña, que representa a su familia, el barrio y su país.

La película se ambienta en Recife, la urbe natal del realizador, ubicada en el noreste brasileño en el estado de Pernambuco. La ciudad Costera cuenta con 4 millones de habitantes y ha tenido una explosión urbanística descontrolada en los últimos años, con evidentes consecuencias en el paisaje humano y patrimonial.

Es la historia de Clara, una mujer que fue crítica de música, y que valora todo aquello que posee tintes históricos como un periódico de papel, unos discos de vinilo, desprecia la música en streaming y adora la música de Roberto Carlos y María Bethania.

Clara es una mujer de 65 años, viuda y que fue una prestigiosa crítica musical y que vive sola en un edificio de los años 40 en la costera de Recife llamado Aquarius. Una inmobiliaria le ofrece dinero para que desocupen su departamento, que ya es el último que queda en un edificio en la costera con vista al mar, ya que se piensa hacer un nuevo desarrollo inmobiliario. Clara se niega por lo que es sometida a todo tipo de presiones y hostigamientos.

Clara es una mujer con mucha sensibilidad rodeada de personas que no la tienen. Critica la cultura de negocios insensible, las técnicas de negociación deshumanizadas dando lugar a la fuerte denuncia con connotaciones políticas.

Clara luchó durante varias décadas con un cáncer que le hizo perder una mama, hecho que la deja marcada física y psicológicamente, pero la denomina como esa mujer luchadora implacable que no concibe el dejarse vencer.

Mujer vulnerable y arrasadora a la vez, que en lo íntimo enfrenta la llegada de la vejez, en lo familiar una relación distante con su hija que compensa con el amor de su sobrino

Adaptarse a una pérdida afectiva, funcional, social u otra, requiere de un proceso de elaboración de duelo, que permita concretar la adaptación a una condición de vida en algún aspecto diferente a la experiencia acostumbrada durante un periodo de tiempo importante.

Las pérdidas son inherentes a los seres humanos, y existe el riesgo de afrontarlas en cualquier etapa de la vida y se constituyen en una situación de crisis que requiere ser resulta por la persona.

El tiempo para elaborar una pérdida es un tiempo valioso y desgastante que pone a prueba la estructura de la personalidad. Es volverse a encontrar y redefinirse estableciendo un sentido de identidad acorde a la nueva situación de vida en la que es necesario hacer ajustes.

La película empieza en el festejo de los 70 años de la tía Lucia y pronto, el paso implacable del tiempo pone a Clara en la misma situación; los 65 años, con su inminente entrada a la etapa de la vejez.

Casualmente la canción del feliz cumpleaños en Brasil tiene una frase que enmarca el valor intrínseco del lugar de residencia: “ Sea la casa donde moras el refugio de alegría “ y para Clara lo era. Era el apacible lugar en el que habitan sus recuerdos de profesionista, de su amor a la música, de su amado esposo y de la infancia de sus hijos. Era el lugar de su encuentro con el mar, de su homenaje personal por haber sobrevivido al Cancer y de su profunda relación de lealtad y de complicidad con su empleada doméstica de toda la vida.

Es el inicio de la vejez lo que hace que adaptarse a los cambios sea un proceso sostenido en el tiempo y sean las pérdidas el tema predominante en la vida emocional.

Es el cese del rol laboral, las modificaciones en la estructura familiar, la viudez, la pérdida temporal o permanente de la salud. Es todo aquello que Clara enfrentó con gran resiliencia, y todo aquello que desató en ella una gran rebeldía ante la posibilidad de perder su casa, es el tema catártico para develar sus frustraciones, y una nueva razón para luchar, una nueva razón para ser fuerte nuevamente, volver a tener la ilusión del control y en ello dar sentido a su existir.

 

El contenido de los artículos publicados en este sitio son responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente la postura de la Sociedad Psicoanalítica de México. Las imágenes se utilizan solamente de manera ilustrativa.